Actualizado hace: 9 minutos
MANABÍ
Turistas de la Sierra le dan vida al feriado

Ayer, en un sobrevuelo por las playas manabitas, El Diario constató que los turistas han preferido acudir a las playas, pero no en la cantidad esperada por los servidores turísticos.

Domingo 12 Agosto 2012 | 00:00



De hecho, una de las playas en donde se observó una regular afluencia de turistas fue en Crucita.
Desde el aire, en un vuelo del helicóptero policial al que fue invitado este medio, se notó que la playa fue visitada por muchos, pero había grandes espacios vacíos entre cada grupo.
Karina Bailón, administradora del hostal Marlin, con capacidad para 40 personas, dijo que el feriado de ahora ha sido de mayor acceso para los turistas de la Sierra, especialmente de Quito, pues en esta región están de vacaciones estudiantiles.
"Realmente no se ve mucha gente, pero mi negocio está lleno desde el pasado viernes", detalló.
La familia Chicaiza Alemán, de la provincia de Pichincha, llegó a pasear a Crucita, en donde se quedaron encantados con el lugar, sobre todo por su gastronomía.
En la terminal terrestre de Portoviejo el movimiento fue calificado, por los operadores de los transportistas, como bueno.
Magdalena Romero, de Reina del Camino, dijo que ayer tuvieron que aumentar cinco turnos extras hacia Quito.
Sin embargo, hubieron usuarios que denunciaron que el costo del pasaje se había incrementado dos dólares -de 6 a 8 dólares.
Un operador de Carlos Alberto Aray justificó el incremento, argumentando que los turnos extras presentan un gasto adicional por su trámite que implica movilizar los buses desde otras ciudades.

 MANTA. Ayer, las playas de Manta registraron mayor número de visitantes a diferencia del primer día del feriado.
En el balneario de Tarqui el movimiento de personas fue mayor debido a que en el malecón escénico del lugar se desarrolló el casting para el programa Pequeños Gigantes.
María Elena Calvache, del restaurante El Acuario, dijo que las ventas en los locales aumentó justamente por la presencia de personas que llegaron desde distintos cantones de Manabí.
Francisco Sabando, del restaurante El Lenguado, se quejó de la prohibición de dejar entrar carros hasta la fachada de los locales, lo que ocasionó el malestar de los clientes por tener que dejar parqueados sus carros muy lejos de donde estaban.
En la playa El Murciélago los turistas se vieron en mayor volumen.
Byron Pinargote, taxista, expresó que las carreras eran muy solicitadas después de las 15h00 de ayer.<

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala