Miércoles 16 Abril 2014 | ACTUALIZADO HACE: 1 hora 5 minutos
COMUNIDAD

Los Ceibos, el rincón olvidado de Picoazá

Miércoles 08 Agosto 2012 | 00:00

Jesús Hidalgo Pin es una mujer que aprendió a sobrevivir en Los Ceibos.

Integra una de las 70 familias que se han asentado en el sector y que, según ella, coinciden en aseverar que Los Ceibos es el rincón más abandonado de la que consideran también olvidada parroquia Picoazá.
"Imagine cómo nos sentimos", mencionó.
Luego, Jesús mira a un balde vacío en el piso y recuerda que ni gota de agua tienen como servicio decente. Enfatiza que tiene que comprar el líquido vital a los tanqueros, a 25 centavos cada tacho.
Y del alcantarillado tampoco hay satisfacciones. Tiene pozo ciego (séptico), un hueco en el patio que reemplaza el ansiado servicio sanitario. 
Del pluvial ni hablar. Es que por lo pronto se resigna a la idea de que no es necesario, ya que con una calle sin pavimentar, el agua que cae de las lluvias se queda estancada y forma charcos, además de harto lodo que hace imposible que transiten los carros y caminar.
Ahora en verano el problema radica en las polvaredas que se forman con el pasar los buses de la cooperativa de transporte urbano, que justamente inician y terminan sus recorridos, hacia y desde Portoviejo, en Los Ceibos, tierra de gente hospitalaria. <