Actualizado hace: 1 hora 14 minutos
Personaje del día
El maní, coco y ajonjolí se realzan con josefa

Con mucha paciencia, Rosa Josefa Cantos Estrada, colabora cada día en la elaboración de dulces.

Lunes 06 Agosto 2012 | 00:00

 

Ahí, en su mesa de trabajo en la casa de su hijo, Simón Álava, en Los Ceibos de Picoazá, ella elabora cocadas, melcochas, dulces de ajonjolí, manichos, y otras delicias, que satisfacen el paladar de manabitas y afuereños, porque los venden en gasolineras, tiendas, entre otros lugares.
En sus manos, el maní, ajonjolí y el coco se tornan en manjar. 
Sus manos no resienten la calentura de los materiales. "Hay que trabajarlos en caliente, porque es más fácil moldear las bolitas de dulce con las manos", explicó doña Josefa, quien tiene en este oficio alrededor de veinte años, y 76 años de edad, y aseguró que el trajín la mantiene con vida y salud.
Cada día, trabaja junto a su nuera y tres nietos, unos 200 cocos secos para elaborar las cocadas; de ajonjolí son aproximadamente 20 libras, pero aún no decae en su trabajo. Si lamentó que no tengan facilidades para adquirir un horno, porque eso facilitaría la tarea de uno de sus nietos, que palea a toda hora en las pailas para que el dulce no se pegue. "Porque quemado no sirve", indicó.
Con una sonrisa explicó que para hacer una "parada" de cocada, se llevan una hora de constante paleo, pero es bueno saber que es un buen producto, dijo. <
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala