Actualizado hace: 47 minutos
PORTOVIEJO
Sus 4 compañeros murieron en el acto

Enterarse que sus cuatro compañeros de trabajo habían fallecido en un accidente de tránsito y que de los que viajaban en el interior de la camioneta doble cabina era el único sobreviviente fue un duro golpe para Edison Fortunato Rivas Moreira .

Jueves 02 Agosto 2012 | 00:00



Se enteró que había sufrido un accidente de tránsito casi a las 24h00, pues todo ese lapso estuvo inconsciente.
Cuando Edison Rivas se despertó pensó que la venda en su mano era producto de alguna caída o algo así, sin embargo, al querer moverse sintió algo en su pierna derecha.
Nos accidentamos le dijo a un familiar y éste asintió.
Cómo está la economista, cómo está la ingeniera, preguntó. Nadie le quería decir nada. Si yo que iba en el asiento trasero he sufrido fracturas y estoy con el rostro desfigurado, ¿como estarán ellos que iban adelante? se preguntó para si. La respuesta no tardó en llegar. Todos ellos están muertos le respondieron. Edison se preguntaba cómo ocurrió el accidente, su familia prefirió entregarle un ejemplar de  El Diario dónde estaba la noticia. Rivas no se reconocía ni podía creer la magnitud del choque de la camioneta con un volquete municipal, de no ser por las fotos del periódico, publicación que aún conserva, pues en su memoria no hay recuerdos de aquel accidente.  Edison solo sabe que el miércoles 12 de julio del 2006, él y sus otro cuatro compañeros iban dentro de la camioneta. Otros cuatro se trasladaban en el balde. El destino era el hospital de Jipijapa, que en ese tiempo estaba en plena construcción. Mientras el carro circulaba por Sancán, Rivas Moreira se quedó dormido - lo que nunca hace en un viaje- ese día fue la excepción. Cuando despertó lo hizo en un hospital. Lo primero que vio fue a su hermano Willian Rivas y a los camilleros que lo trasladaban.
De ahí en adelante, solo sabe lo que El Diario publicó. Él cree que Dios le dio una segunda oportunidad para vivir y no la desperdicia. Pues a más de seguir siendo un maestro constructor, también es un ejemplo de padre para sus dos hijas y su esposa Mercedes Palacios. Él pudo vivir para contarlo.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala