Sábado 20 Diciembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 8 horas 42 minutos
Juegos Olímpicos

El judo latino se consagra con dos medallas

Miércoles 01 Agosto 2012 | 13:32

La judoca francesa Lucie Decosse se consagró como la dominadora del -70 kilos al ganar cómodamente la primera medalla de oro del judo galo en Londres en una jornada donde Latinoamérica se llevó una plata y un bronce.

La colombiana Yuri Alvear consiguió una histórica primera medalla para el judo de su país al batir en el combate por el bronce a la china Fei Chen, mientras que la plata del cubano Asley González tuvo sabor más amargo, tras perder contra el surcoreano Dae-Nam Song en la técnica de oro de la final de -90 kilos.
La competición también certificó el mal momento que atraviesa el judo español que, después de lograr seis podios olímpicos entre 1992 y 2000, se quedó por tercera vez consecutiva sin medallas tras la eliminación de Cecilia Blanco en octavos de final.
La madrileña empezó bien el torneo, ganando con holgura a la ucraniana Nataliya Smal, pero cometió un error en los octavos de final ante la eslovena Rasa Sraka que la condenó durante el resto del combate.
Más acertada estuvo la representante colombiana, Yuri Alvear, que realizó una competición casi perfecta con un solo descuido en los cuartos de final ante la francesa Decosse, que le marcó un ippon a los diez segundos e impidió que cumpliera su objetivo de alzarse con el oro.
Sin embargo, la campeona del mundo de 2009 se repuso del batacazo y encadenó dos brillantes combates en la repesca primero ante Sraka y después ante la judoca china para asegurarse la medalla de bronce, la primera de su país en esta disciplina y la tercera en la capital británica.
"Quiero dar las gracias a Dios por haberme permitido llegar hasta aquí y ganar esta medalla de bronce para Colombia. Lo había dejado todo en sus manos y él me entregó la fuerza para lograr esto", aseguró la suramericana al terminar el combate, aún con lágrimas en los ojos.
Su verdugo en cuartos de final, Lucie Decosse, hizo buenos los pronósticos que la situaban como máxima aspirante al título en esta categoría después de haber ganado el Mundial el año pasado.
La francesa, que consigue el primer oro para su país después de cuatro bronces en este deporte, se impuso con claridad a todas sus rivales y derrotó claramente en la final a la alemana Kerstin Thiele que eliminó por sorpresa a la holandesa Edith Bosch, la única que parecía capaz de batir a Decosse y que al final fue bronce.
Más igualada estuvo la final masculina en la que el cubano Asley González dejó escapar la oportunidad de hacerse con el oro tras un despiste en el tiempo de desempate que su rival, el surcoreano Song, aprovechó para marcarle un waza-ari y llevarse así el combate.
González, campeón panamericano y tercero del último Mundial, había realizado hasta entonces un torneo impecable pero no pudo encontrar el ritmo de combate ante el planteamiento conservador y rocoso del surcoreano que, con esta medalla, pone a su país líder del medallero de este deporte empatado con Rusia.
La decepción latinoamericana fue el brasileño Tiago Camilo que, después de conseguir una medalla de plata en Sidney 2000 en -73 kilos y un bronce en Pekín en -81 kilos, se quedó a las puertas de conseguir su tercer podio olímpico en tres pesos diferentes.
Camilo, de 30 años, avanzó sin demasiados problemas hasta los cuartos de final donde, tras un combate muy trabajado ante el uzbeco Dilshod Choriev, consiguió su pase a la penúltima ronda en la que sucumbió frente al surcoreano, a la postre campeón.
Después, en la pelea para asegurarse el bronce, el brasileño tampoco pudo hacer frente al líder de la categoría, el griego Ilias Iliadis, que acabó subiéndose al tercer cajón del podio junto al japonés Masashi Nishiyama, que partía como favorito para alcanzar la final pero fue también víctima del judo de Song.