Actualizado hace: 13 minutos
VIDA SALUDABLE
Alimentos protectores

Los malos hábitos alimenticios, combinados con el consumo energético elevado, además del alcohol y el tabaco, pueden aumentar el riesgo de aparición de cualquier tipo de cáncer. Para evitar esto, algunos alimentos vienen muy bien en la dieta diaria.

Martes 31 Julio 2012 | 00:00

 propiedades. Como base para una alimentación oncoprotectora, la nutricionista manabita Magdalena Vélez aconseja una dieta variada y equilibrada, según la edad y el estilo de vida de cada persona. Vélez dice que las guías alimentarias orientan sobre el consumo saludable que permita disminuir el riesgo de padecer enfermedades crónicas como el cáncer. Así se recomiendan las frutas y verduras que aportan fibra, minerales y antioxidantes, proteínas, con vitamina B12, hierro y zinc. 
 
 alimentos. Prevenir siempre ha sido mejor que curar y en el caso del cáncer merece la pena consumir alimentos que están demostrando tener propiedades anticancerosas como el aceite de oliva, que tiene la grasa monoinsaturada que protege del cáncer colorrectal. 
El agua no es un alimento, pero mantiene vivas las células, regula muchas funciones y ayuda a la eliminación de toxinas por la orina y heces, dice Vélez. 
El ajo y cebolla: contienen alicina, un compuesto rico en azufre que actúa como depurador del hígado, eliminando las sustancias tóxicas que se acumulan en la sangre y tejidos. Vélez también afirma que el arroz integral, al ser un grano, contiene inhibidores de la proteasa que parece que retrasan la aparición del cáncer. En el salvado de arroz existen sustancias anticancerosas que parecen proteger del cáncer del colon, mama y próstata. Hay verduras como la berenjena, que protege a las células de las mutaciones que provoca el cáncer, dice la nutricionista.
 

 otros. Frutos como los cítricos o verduras como el brócoli, repollo, coliflor, berros y rábano no deben faltar en la mesa, son un cóctel antitumoral, refuerzan las defensas, eliminan los radicales libres. . Asimismo se sabe que para que la alimentación no se torne rutinaria hay varias opciones como las fresas, ya que por sus efectos depurativos ayudan a limpiar el organismo de toxinas, o los frutos secos como las nueces, avellanas, almendras, que son una fuente de vitaminas B y E. Con una pequeña cantidad se asegura un buen aporte de antioxidantes. Para el almuerzo, la nutricionista recomienda consumir pescado que contiene ácidos grasos y el omega 3, que además de ser beneficiosos para el corazón y las arterias también sirven para mejorar el estado general de las personas con cáncer o evitar esa dolencia. Ya se sabe: la primera barrera contra el cáncer está en los alimentos. < 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala