Actualizado hace: 2 horas 7 minutos
Pedro Vincent Bowen
ECOS DE LAS MARCHAS

Esta columna es pluralista. ¡Democrática! Aquí damos cabida a todas las opiniones… aunque no coincidan con las nuestras. A veces, hasta sacrifico mis criterios por ceder el espacio a los lectores. Hoy, sin el infaltable pero, vamos a publicar unas cuantas pastillas de mails recibidos sobre las Marchas Cívicas de Manta, Portoviejo y Bahía:

Domingo 29 Julio 2012 | 00:00

 

“Así como en las marchas, los que defendemos las causas de los justos y pedimos rectificación de las autoridades, tendremos que seguir viviendo su circo y sus necesidades de protagonismo, sin revisar los verdaderos afectados”. (Diana Fernández de Córdova)
“Es tanto el clima de miedo que vivimos en Manta, que uno piensa lo peor apenas timbra más de dos veces el teléfono al llamar a un familiar o conocido”. (Rogelio I. Bravo)
“Nuestra juventud está siendo raptada por la delincuencia que merodea los hogares. Desde las escuelas, los colegios, las universidades, las iglesias y empresas debemos emprender campañas de prevención”. (Glenda Saltos)
“¿Quién fue el despistado que dijo que las marchas paran la delincuencia? Necesitamos que miles de personas vayan a trabajar a las áreas deprimidas. El mal hay que evitarlo desde el vientre de las madres pobres, dándoles ayuda y guía a tanta gente que no tiene idea de qué hacer con su vida”. (Roberto Vélez)
“Sobre las Marchas por la Vida, no se explica el contrasentido de que la iniciativa surgida de la zozobra que vive la ciudadanía, sea aprovechada por las mismas autoridades que no han respondido a su deber constitucional de garantizar la vida de los ecuatorianos. Hay una psicosis generalizada: las madres no dejan salir a sus hijos a jugar, la gente evita comentar con nadie, unos buscan ponerse a buen recaudo emigrando, los negocios se quejan por falta de clientes y los taxistas –el mejor termómetro para medir el sentir popular- dicen que no hayan vida en una ciudad en donde en cualquier momento aparecen en moto los mercenarios de la muerte”. (David Ramírez)
“Gran parte del descalabro en Manta se lo dejo a este gobierno que nos dejó a expensas del narcotráfico con la salida de la base norteamericana, y a nivel nacional, el hecho de que los buenos no tenemos derecho de portar un arma para defendernos y sobre todo que la “revolución ciudadana” cada día hace las cosas para que aumente el desempleo con lo que la delincuencia se incrementa”. (José Ponce)
“Este tipo de marchas son buenas sólo para reflejar la indignación de un pueblo y sirven como un medidor para tabular las reacciones, pero en sí, no solucionan nada”. (Jorge W. Santana)
“En Manabí existen bases y cuarteles. Deben salir los militares a las calles para justificar su existencia”. (Erick Molina)
“¡Auxilio!. En menos de un mes he sido asaltada dos veces dentro de mi auto con el arma apuntándome a la cabeza”. (María Pasquel)<
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala