Actualizado hace: 2 horas 32 minutos
Inseguridad, Estado y valores
Inseguridad, Estado y valores
Por: Pepe Miguel Mosquera Z.
pepemiguel10@hotmail.com

Domingo 29 Julio 2012 | 00:00

Se ha convertido en el tema de discusión actual la inseguridad que azota a nuestra provincia, y al país en general, ya que ésta dejó de ser una simple “percepción ciudadana” y se convirtió en una realidad de zozobra y temor. No es menos cierto también que en momentos como estos todos nos sintamos con la valentía y el derecho a opinar, sin embargo la pregunta es si hemos iniciado algo que ayude a todos a superar este problema.

 

La sociedad no es más que el reflejo de la educación y los valores adquiridos desde la familia, valores que al parecer se han venido a menos en los últimos años donde no solo hemos sido víctimas de la delincuencia, sino de la indiferencia ciudadana que se ve reflejada en el abandono y deplorable estado de nuestra capital provincial.
Aunque suene grotesco tengo que afirmar mi criterio personalísimo de que no sirven de nada las marchas para exigir seguridad y un alto a la violencia, si en el mismo día los mismos marchantes corren desesperados a ver documentales y novelas de mafia y violencia, en donde los televidentes erróneamente mitifican a los malos y los ponen como un ejemplo a seguir, mientras se burlan de la labor de los buenos… estamos equivocando los valores. Muestra de aquello es que en las calles veamos a adolescentes y jóvenes saludándose con gestos y tonos de pandilleros, narcos o delincuentes que ven en televisión como queriendo sentirse superiores o intimidantes, llegando muchos a publicar fotos y mensajes de este tipo en sus teléfonos.
No saldremos de esta incómoda situación si no vencemos el temor o la pereza de iniciar una denuncia, mientras no se dejen de “perder” pruebas en procesos judiciales, mientras los jueces se excusen de conocer una causa por temor, mientras se lleguen a acuerdos reparatorios sacrificando el bien común por satisfacer su pérdida particular. La Escuela Administrativa de la criminología creó la teoría de la “Cero Tolerancia” en la que lo importante no era la severidad de las penas, sino la certeza de su aplicación y eficacia; ya que es ésto lo que en realidad detendría a los delincuentes antes de quebrantar la ley penal, porque es su seguridad en la impunidad el mejor incentivo que tienen para delinquir. En el debate del Código Penal Integral se quiere llegar a imponer penas más severas, pero no creo que sea la solución.
A veces, la solución se encuentra recordando el pasado, y hoy más que nunca debemos recordar las sabias palabras de Velasco Ibarra:”Queréis revolución? Hacedla primero en vuestros almas”.<
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: