Actualizado hace: 10 horas 35 minutos
Melba Muñoz Rojas
Sociedad sensual

En nuestra sociedad se ha desatado una manifiesta obsesión con la sexualidad. El sexo, en forma gráfica y explícita, se nos presenta en libros, revistas, películas y televisión. No importa que usted quiera o no que le alcancen estas exposiciones, es imposible evitarlas. La explotación comercial del sexo es uno de los mayores negocios de todos los tiempos. Y el despliegue de atractivos sexuales para convencer al consumidor de que gaste su dinero en las “mejores” comidas, bebidas, ropas, automóviles, vacaciones – en fin, en todo –, es un asalto diario al que constantemente nos vemos sometidos.

Viernes 27 Julio 2012 | 00:00


Este ataque permanente contra la mente –a veces sutil, a veces burdo – está surtiendo sus efectos sobre nuestra cambiante sociedad. El impacto total durará por largo tiempo. Las principales víctimas son los jóvenes y los adultos fácilmente impresionables. La generación que mañana llegará a la edad adulta está recibiendo ahora una educación sexual, moral y en materia de relaciones interpersonales, no por instrucción, sino por contaminación.
El efecto es la creación de una sociedad superficial, egoísta y encallecida, donde los placeres transitorios valen más que las relaciones estables. Estamos refiriéndonos a la total desintegración de la habilidad para mantener la vida familiar tal como la conocemos.
En efecto, estamos hablando de la erosión de los cimientos mismos de nuestra sociedad. Y no es difícil ver y palpar los resultados del proceso que ya estamos encontrando en torno nuestro.
El verdadero problema con la educación sexual estriba en que se pone demasiado énfasis en las funciones meramente físicas. Ni los maestros, ni los padres, ni los jóvenes comprenden la fuerza de las emociones sexuales y la manera en que éstas encajan dentro de las relaciones humanas. La mejor defensa que niños y jóvenes pueden tener frente a las presiones sexuales casi irresistibles del mundo de hoy, está en comprender el proceso de desarrollo que está operándose en ellos mismos, y cuál es su propósito.<
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala