Actualizado hace: 22 minutos
Se han quemado 13.000 hectáreas
Incendios en España causan cuatro muertos y doce hospitalizados

Los incendios que han quemado ya más de 13.000 hectáreas en el noreste de España se han cobrado la vida de cuatro personas, con una docena de hospitalizados, y amenazan con extenderse a áreas de vegetación más frondosa debido a los fuertes vientos que hay en la región.

Lunes 23 Julio 2012 | 08:55

Un ciudadano francés de 64 años murió hoy en el hospital del Valle Hebrón a consecuencia de las graves quemaduras que había sufrido por el incendio del Alto Ampurdán (Gerona), lo que elevó a cuatro las víctimas mortales en estos incendios, que cuentan con tres focos, informó el Departamento de Salud del Gobierno regional catalán.
Esta víctima había sido encontrada ayer en estado muy grave, con el 80 por ciento del cuerpo quemado, en una carretera de la comarca junto al coche en el que viajaba.
Las mismas fuentes señalaron que ocho personas permanecen ingresadas en centros sanitarios catalanes por heridas producidas en el incendio, cuatro en el hospital del Valle Hebrón (Barcelona) y otras cuatro en el centro Josep Trueta de Gerona
Varias personas que circulaban por la carretera N-260 salieron de sus automóviles al verse rodeadas por el fuego e intentaron huir por un acantilado; en algunos casos incluso se han lanzado al mar.
Este fue al parecer el caso de dos personas que fallecieron tras precipitarse al agua, un hombre de 60 años y su hija menor, de 15 años, mientras que otras dos se encuentran en estado muy grave, cinco más en estado grave y otras quince con heridas de diversa consideración.
Por otra parte, una persona de edad avanzada murió en la localidad de Llers debido a un ataque al corazón.
El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, se trasladará en las próximas horas a esta localidad de Figueras, donde está instalado el Centro de Coordinación de los incendios, para supervisar sus tareas de extinción.
Fernández Díaz ha decidido interrumpir su asistencia a la reunión informal del Consejo de Ministros de Justicia y Asuntos de Interior de la Unión Europea, que se celebra en Nicosia, para trasladarse a España dada la trascendencia del incendio.
El desplazamiento del incendio ha permitido abrir varias carreteras nacionales que permanecían cortadas y restablecer la circulación de trenes convencionales que unen España y Francia, no así el de alta velocidad (AVE) entre Figueras y el territorio francés que se mantiene sin actividad.
El fuego continúa activo, tiene un perímetro de 63 kilómetros, y las dotaciones terrestres concentran sus esfuerzos en el flanco derecho, ya que las previsiones meteorológicas apuntan a que mañana se producirá un cambio del viento, que giraría hacia el oeste, con lo que se podría ampliar el área afectada en esta dirección.
Como consecuencia del viento, el humo y el olor a quemado de los incendios llegaron ya a Barcelona.
Un cielo ennegrecido y ese olor podía ser percibido esta mañana en la capital catalana, en incluso en la red del metro se podía ver el humo de las áreas quemadas en Gerona.
En esta provincia, unas 1.300 personas tuvieron que pasar la noche en los centros de acogida abiertos en los municipios del Alto Ampurdán.
Los problemas en el suministro eléctrico y telefónico se mantienen en toda la comarca, mientras las compañías responsables trabajan para restablecer el servicio.
El presidente de la Generalitat (Gobierno regional catalán), Artur Mas, apuntó hoy a "imprudencias manifiestas" como una probable causa del origen de los incendios
A su llegada a Figueras, donde está el centro de mando avanzado contra el incendio, y tras informarse de la situación, Mas lamentó la "tragedia humana", por las víctimas mortales que se ha cobrado hoy el fuego.
Como hipótesis del origen tanto del fuego iniciado en las zonas fronterizas de La Junquera y Portbou, el presidente regional catalán citó la acción "absolutamente imprudente" de conductores que han lanzado colillas por la ventana de sus vehículos, ya que en ambos incendios las llamas han surgido a pie de carretera.
El mayor de los incendios comenzó en un aparcamiento de camiones en La Junquera (Gerona), en la frontera con Francia.
El consejero del Interior del Gobierno catalán, Felip Puig, apuntó "a una colilla o a un pequeño artefacto" e insistió que estos incendios "se deben a imprudencias o negligencias".
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala