Actualizado hace: 30 minutos
¿Qué se ha ido de Portoviejo?
¿Qué se ha ido de Portoviejo?
Por: Walter Andrade
wandrade17@yahoo.com

Lunes 23 Julio 2012 | 00:00

Muchos afirman que la clausura del aeropuerto local, fue el vivo ejemplo de lo que se ha “ido” de la ciudad y del deterioro de su importancia.

Otros dicen que no, que la pista, al fin y al cabo, es un obstáculo para que Portoviejo crezca y se desarrolle urbanísticamente y que está bien que se acepte la oferta del Presidente de construir una autopista a Manta, un parque, etc.  que compense el cierre.  Pero lo cierto es que hasta ahora no hay aeropuerto ni las obras prometidas.. Estamos en el peor de los mundos porque no se ve señal alguna de la inversión ofrecida. Pero no es asunto sólo de aeropuerto. Lo que afecta a la ciudad es el conjunto de decisiones, oficiales o no, que poco a poco, casi sin protesta alguna, han ido picando, menoscabando, carcomiendo su jerarquía como capital de provincia, decisiones que terminaran engulléndola, sin que nos demos cuenta.

Es que si sólo se hubiera cerrado el aeropuerto y lo demás estuviera aquí, como que se notara menos. En la práctica todo esto trae como resultado que las palabras “capital de provincia” como que van perdiendo sentido. Y qué sentido puede tener una “capital” que no tiene ni instituciones que la distingan como tal. A lo que se llama Ciudad Alfaro, que se creó, según se ha dicho, para ocupar los edificios que se construyeron con ocasión de la Constituyente y así evitar que el tiempo los destruya, se trasladaron una serie de oficinas que tenían su asiento en Portoviejo. Sinceramente que en ese momento ni ahora le encuentro lógica a ese cambio. Si se quería hacer algo con esos edificios, me parece que el conjunto debió convertirse en un Museo, en centro de artesanías costeñas y lugar para asambleas o convenciones pero no para sede de oficinas burocráticas con jurisdicción provincial.
Pero lo que más se siente que se ha ido no son las instituciones ni sus empleados que de alguna manera aportaban a la economía local. Lo que se percibe es que se ha ido también, el espíritu de la ciudad y si no se ha marchado permanece abatido, taciturno sin ganas para nada. En ocasiones pareciera como que ha tomado otro rumbo y al irse impregnó a todos de un conformismo que espanta. Es que como que. Ya no nos importa que nos quiten los que nos quiten y nos da lo mismo tener o no tener. Y esto es grave. LA CIUDAD NECESITA SU ESPIRITU DE LUCHA ENFRENTAR LOS TIEMPOS. AYUDEMOSLA
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: