Actualizado hace: 42 minutos
MANABÍ.
El atún, tesoro del mar

El atún no tiene nacionalidad ni fronteras. El barrilete, aleta amarilla y patudo son las especies que más captura la flota ecuatoriana.

Domingo 22 Julio 2012 | 00:00

 Esta especie no tiene una coordenada fija para ubicarlo ya sea en aguas nacionales e internacionales, aseguran los amadores atuneros.

De ahí que los 231 barcos autorizados para navegar en el Océano Pacífico Oriental (OPO), han invertido en nueva tecnología para lograr mayor autonomía de recorrido para encontrar y capturar el tan preciado atún, que es como un tesoro que muchos buscan.
Ecuador exporta sólo a Europa hasta 25 millones de dólares en atún por mes.
En el caso del Ecuador, el principal punto de concentración del atún está fuera de las 40 millas de las Islas Galápagos. Esto es entre los 90 y 100 grados de latitud en la costa oeste del 
Pacífico Oriental.
 
A decir de Lucía Fernández, armadora atunera, esta zona de reserva ha sido provechosa para que se mantenga la reproducción natural del atún que migra en busca del cardumen o plancton que es el alimento que los atrae, y que buscan de norte a sur y de este a oeste.
Según Fernández, el atún tiene una mayor frecuencia de migración entre México y la frontera con Chile, precisamente, porque en esta zona hay reservas de plancton y porque las corrientes y temperaturas se adaptan a la supervivencia de esta especie, anotó.
 
  especies y capturas. La flota atunera de cerco que faena en el OPO, tiene como principal objetivo tres clases de túnicos.
El barrilete (Skipjack), es el atún de mayor captura y desembarco que logran los barcos ecuatorianos.
Le sigue el atún aleta amarilla (Yellow fish), que es el de mayor valor comercial.
En tercer lugar está el atún patudo (Big Eye).
Actualmente la tonelada de atún cuesta 2.250 dólares. En el caso de la aleta amarilla está valorado en $ 2.600 la tonelada.
En el 2011 se descargaron 30.065 toneladas de aleta amarilla, 145.217 de barrilete, y 25.097 de atún patudo.
 
  CONSERVACIÓN. La flota atunera a pesar de ser calificada como depredadora de los recursos marinos por los pescadores artesanales, es la más controlada, precisamente por ser una flota industrial con mayores alcances en tecnología y autonomía, dijo Gino De Genna, empresario atunero.
Sin embargo, los barcos atuneros no se salvan de las multas y sanciones por la práctica del mal manejo del recurso, entre ellos la muerte de tortugas, el descarte o desecho de la pesca incidental que es prohibido, lances cuando hay delfines y otras, dijo.
Esas malas prácticas son reportadas por los observadores de la CIAT que andan en cada barco.
Al respecto, Érick Largacha, delegado de la Comisión Internacional del Atún Tropical (CIAT) en Manta, dijo que efectivamente este organismo tiene regulaciones de conservación del atún para los 21 países miembros.
Largacha indicó que cerca de 80 observadores navegan con la flota ecuatoriana.
La flota atunera del país la forman 101 barcos de 76 hasta 2.799 toneladas.
 
  Industrialización. Entre Manta y Posorja se asientan 18 industrias atuneras. En Manta se ubica el 70% de las empresas, que generan 12.400 plazas de trabajo directas.
Se estima que existan otras 5 mil fuentes de trabajo en empresas procesadoras de atún no registradas en la Cámara Ecuatoriana de Industrias Procesadoras de Atún (CEIPA).
A estas fuentes directas se suman unas 30 mil plazas de trabajo indirectas (proveedores).< 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala