Actualizado hace: 35 minutos
Alfonso Delgado González
El centenario de don Alfredo Vera

En el accionar político, social, económico, educacional y de otros órdenes, han pasado en la historia de Bahía de Caráquez diversas personalidades, las que en su debido momento han sabido destacar sus cualidades que le han permitido convertirse en parte del convivir de esta ciudad, sin considerarse para ello el ser nacido aquí o en cualquier otra ciudad de la provincia, del país o del extranjero. Así tenemos eminentes ciudadanos que han dado mucho decir por el Bahía de Caráquez que es hoy, participando y aportando de una u otra manera para que a través de los años la suma de ese grano de arena haya tenido como resultado la formación de una ciudad con su prestigio ganado a nivel nacional e internacional. Una ciudad admirada y querida por todos. Una ciudad que debe ser el símbolo de unión para que se la cuide y se siga trabajando por su avance acorde al año en que se viva.

Miércoles 18 Julio 2012 | 00:00


Ante esta detallada circunstancia, se tiene homenajes rendidos a gran parte de esos personajes.  A unos con monumentos, a otros con el nombre de urbanizaciones, de barrios o de calles, así como también identificados con escuelas, colegios y universidades.  De la misma manera cabe destacar que hay personas que mucho han hecho por el adelanto cultural y material de Bahía de Caráquez y a pesar del transcurrir del tiempo y de que ya han fallecido hace algunos años, no hay ninguna manifestación pública por rememorar la memoria de esos hombres o mujeres que en su momento dado algo o mucho hicieron en el accionar positivo en pro de la comunidad.
 No viene al caso resaltar el nombre de los homenajeados y de los olvidados.  Pero si, es la oportunidad propicia para que, con la suficiente anticipación traigamos a la mente de la ciudadanía y principalmente de las autoridades municipales y gubernamentales, el nombre de un eminente hombre que desde muy joven se radicó en Bahía de Caráquez dedicado a la proficua labor educacional, en donde sobresalió por sus dotes de gran maestro y formador de juventudes.  Fue además político, funcionario del área financiera, empresario y sobre todo, un ciudadano de accionar rectilíneo. 
Nos referimos al señor Alfredo Vera Vera, quién el 24 de enero del próximo año cumple 100 años de su nacimiento.  Es decir, se está a 6 meses de rememorarse ese fausto acontecimiento sucedido el año de 1913.  Don Alfredo ya no está con nosotros por haber partido al más allá, pero su recuerdo debe permanecer latente, de manera especial para conocimiento de las nuevas y futuras generaciones.  Y precisamente este centenario del próximo año es la ocasión para que se rinda el homenaje que él se merece.  Fueron varias las generaciones que él formó y su ejemplo debe perpetuarse de la mejor manera.  Ríndase este homenaje a Don Alfredo Vera Vera.<

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala