Sábado 01 Agosto 2015 | ACTUALIZADO HACE: 45 minutos
DESTACADAS
Chone

Logra el montepío luego de 12 años

Miércoles 18 Julio 2012 | 00:00

Luego de 12 años, María Celestina Coello Ochoa logró completar los trámites para el cobro del montepío en favor de sus tres hijos, quienes quedaron huérfanos en el 2000 tras la muerte de su padre, Ángel del Milagro Zambrano Marcillo, quien era profesor fiscal.

Coello, oriunda de Chone, está feliz con la noticia, pues alega que a pesar del tiempo que ha pasado y luego de vivir entre necesidades que la obligaron a trabajar como empleada doméstica para sacar adelante a su familia, el dinero que recibirá -más de 30 mil dólares- servirá para pagar deudas y seguir ayudando a sus hijos.
Carlos Navarrete, responsable del área de pagos del montepío, indicó que Coello recibirá su dinero en la cuenta que dejó de referencia a partir del próximo 20 de julio.
 
OBJETIVO. Gozoso Andrade, director regional del IESS, dice que casos como los de Coello son justamente parte de un plan que se impulsa internamente en la institución. "La idea es que los trámites se den de forma rápida y sin abogados intermediarios", expresó Andrade, recordando que todos los pedidos en el IESS son gratuitos y los debe hacer el afiliado o el familiar de éste para evitar que un abogado le cobre "por el trabajo realizado" .
Armando Rendón Sánchez, quien se identificó como abogado de Coello, dijo que efectivamente en el IESS los trámites son personales, pero que si él no hubiese intervenido no le pagaban el montepío a su defendida.

"De hecho y con el poder por escrito que me ha dado Coello, hemos presentado una demanda en contra el Estado por los daños y perjuicios que le ha tocado vivir a mi defendida durante los años que no recibió el aporte del montepío", indicó, detallando que en el oficio se plantea el pago de un millón de dólares para Coello. < 


+ NOTICIAS

“Perros que jamás ladraron”

Vicente Mendoza Pavón | 04:00 No, no me voy a referir a esa maravillosa obra de teatro del dramaturgo cubano Rogelio Orizondo, cuyo título encabeza este escrito; es que en nuestro país han aparecido opositores reclamando por la “vigencia de la democracia”, como si actualmente nos gobernase una dictadura. Se insiste en afirmar que en el Ecuador no existe la libertad de expresión, cuando todos los días escuchamos, leemos y vemos en medios de comunicación a presentadores de noticias y entrevistados expresar, con total libertad, versiones falsas, como aquellas que afirman que las salvaguardias arancelarias encarecerán todos los productos de primera necesidad. Una afirmación semejante tiene dos explicaciones: ignorancia sobre el tema u odio contra el Presidente.