Jueves 24 Abril 2014 | ACTUALIZADO HACE: 3 horas 51 minutos
NUTRICIÓN

Sándwiches: fáciles, rápidos y nutritivos

Miércoles 18 Julio 2012 | 00:00

Embutidos, carnes o simplemente mermeladas, cualquier complemento es ideal para acompañar un pan, y sea de la forma que sea, éste será un buen sándwich.

Comer sándwiches se ha vuelto algo común en todos los países del mundo. Esta es considerada la comida más económica y fácil de preparar. 
 
ORIGEN. La palabra sándwich deriva del término sándwich y proviene de Inglaterra. 
Se conoce que el inglés John Montagu, cuarto conde de Sandwich, era un jugador empedernido. Por ende, mucho de su tiempo lo pasaba en una mesa de juego.
Cuenta la historia que su afición por el juego llegó tan lejos que un día no tenía tiempo para almorzar ya que estaba en medio de una partida. Por eso decidió llamar a uno de sus sirvientes y le informó que le trajera cualquier cosa para comer. 
Al cabo de unos minutos el asistente regresó con una bandeja llena de alimentos. En ese momento, el conde tomó dos rebanadas de pan e introdujo un pedazo de carne en el medio y se lo comió gustoso de haber creado una nueva comida, luego llamada "sándwich".
Sin embargo el hecho más curioso no es ése, sino que en su testamento dejó en claro que el mejor legado que le dejaba a su país era la creación del “sándwich”.
 
Aportes. El valor nutricional de un sándwich depende de su contenido, logrando en algún caso reemplazar a una comida, por ejemplo el almuerzo, por su valor nutritivo y calórico. El pan más recomendable para elaborar sándwiches es el integral, con cereales y semillas, porque contiene más sustancias nutritivas y fibra, que llena más el estómago, quitando más pronto el apetito que el pan blanco. Sea cual sea el ingrediente principal del sándwich, siempre debe llevar verduras para mejorar su aporte vitamínico al organismo. <