Lunes 01 Septiembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 6 minutos
Migrantes

Pareja de ecuatorianos culpa a abogado de su deportación

Miércoles 27 Junio 2012 | 14:20

Una pareja de inmigrantes, que no podrá ingresar a Estados Unidos, podrían demandar a un abogado que los asesoró durante el trámite legal.

El abogado Michael Said habría asesorado a los ecuatorianos, provocando que la pareja, no autorizada a vivir en Estados Unidos, fuera separada de sus hijos.

La Corte de Apelaciones de Iowa falló el miércoles que los exclientes del abogado pueden demandar por cargos de angustia emocional y daños punitivos causados por presuntos errores en el ejercicio del derecho.
La pareja contrató al abogado para que los asesorara, luego de ingresar sin autorización a ese país, ya que querían quedarse con sus hijos y nietos.
Said les recomendó regresar a Ecuador y solicitar un permiso para reingresar a Estados Unidos después de que su hijo adquiriera la ciudadanía estadounidense. Pero el permiso no les fue concedido y se les prohibió ingresar al país norteamericano durante 10 años, informó diario El Universo. 
Un jurado le ordenó a Said que le reembolse a la familia los honorarios que le pagó. 

+ NOTICIAS

Controlan incendio en Cotacachi

Quito | 04:00 Unas 200 personas, entre comuneros y bomberos, controlaron ayer el incendio forestal en un sector del volcán Cotacachi ubicado al norte de Quito.

Volcán obliga a la evacuación voluntaria

TUNGURAHUA | 04:00 Más de cien personas se movilizaron ayer de forma voluntaria, pero con la coordinación de las autoridades, por la actividad “alta” que ha presentado en las últimas horas el volcán Tungurahua, así lo informó la gobernadora de la provincia Lira Villalva.

Monasterio de las Madres Agustinas abrió sus puertas tras 150 años

Quito | 04:00 Luego de 150 años una comunidad de monjas enclaustradas abrió las puertas de su monasterio, en el centro de Quito, al celebrar un año más de su llegada al Ecuador. Las Madres Agustinas, expulsadas de Popayán de Colombia por una ley que prohibía el enclaustramiento, se instalaron en Ecuador en 1864. Actualmente, apenas siete religiosas, dos de ellas octogenarias, habitan el convento.