Viernes 18 Abril 2014 | ACTUALIZADO HACE: 20 minutos
BOLIVIA

Policías saquean sede institucional

Sábado 23 Junio 2012 | 00:00

Cientos de policías bolivianos, acompañados por sus mujeres, saquearon y destrozaron la sede de la Inteligencia de su institución y quemando los archivos, cerca del Palacio de Gobierno de La Paz.

Los agentes salieron del cuartel de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), que tomaron por la fuerza el jueves, desfilaron ante el Palacio Quemado, donde tiene sus oficinas el presidente Evo Morales, y luego atacaron las oficinas de la Inteligencia de la Policía Nacional.
Decenas de agentes armados y encapuchados ocuparon el techo, mientras otros quemaron en la calle documentos, rompieron ordenadores y destrozaron el edificio. En el mismo lugar tienen oficinas la Policía Internacional (Interpol), el Tribunal Disciplinario de la institución y la sección de investigaciones internas, que también fueron saqueadas y sus documentos quemados.
Los incendios de pilas de documentos se extendieron al edificio y por sus ventanas salían espesas columnas de humo.
El Gobierno de Morales y los mandos de la Policía Nacional pidieron calma y diálogo a los agentes de bajo rango, que exigen mejoras salariales y laborales, pero siguen los incidentes tanto en La Paz como en otras ciudades.
 
 reclamos.
El ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, anunció que atenderá los reclamos salariales de miles de policías amotinados.
 "Nos ha instruido de manera expresa que se pueda trabajar, se pueda efectivizar la atención de los requerimientos de la policía boliviana", dijo Romero, quien solicitó a los policías sublevados "suspender las acciones de hecho". <

 


+ NOTICIAS

GARCÍA MÁRQUEZ.?AMÉRICA LATINA LLORA A SU ESCRITOR MÁS UNIVERSAL. TAMBIÉN MARCÓ PAUTA EN EL PERIODISMO

Al menos 33 muertos en ataque de rebeldes sirios a cuartel militar en Alepo

| 13:26 Al menos 33 personas murieron hoy en combates entre el Ejército de Siria y rebeldes islamistas que intentaban asaltar un cuartel militar en la ciudad de Alepo, en el norte del país, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.