Viernes 31 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 4 horas 28 minutos
DESTACADAS
Chone

Pide justicia por muerte de esposo

Viernes 22 Junio 2012 | 00:00

El 30 de diciembre del 2011, en río Grande, fue asesinado el taxista Gary Vera Zambrano. Desde entonces su esposa Amarilis Vélez García comenzó a luchar.

 

 
Así auspició la acción legal contra las tres personas aprehendidas y responsabilidades por la Policía de haber participado en el hecho de sangre.  
Si bien los sospechosos fueron detenidos a las pocas horas del suceso, dos de los tres acusados obtuvieron su libertad a través de medidas cautelares. Ahora Vélez aspira que el proceso de juzgamiento se cumpla en contra de Eduardo Caicedo Barre.  
 
 Preocupada. La mujer en su visita a este medio dijo estar preocupada por los continuos retrasos que se han dado en las diligencias. El Tribunal Cuarto de Garantías Penales de Manabí no ha podido pronunciarse porque a la audiencia prevista para el miércoles 20 de junio no llegó el defensor público.
“Tres veces se han suspendido las audiencias de juzgamiento. No quiero que llegue el año y los sospechosos queden en libertad por no haber sido sentenciados”, dijo.
La viuda recordó que gracias a los agentes policiales se detuvo a los acusados, pero misteriosamente las pruebas han ido desapareciendo. “Sólo pido justicia en nombre de las personas buenas, ya que somos más que los malos”, precisó. Vélez dijo que hará todo lo que esté a su alcance para lograr que el caso llegue al fiscal general de la nación, Galo Chiriboga, y conozca de los retrasos no justificados que lleva el proceso. <

+ NOTICIAS

Accidente de tránsito deja un herido y un detenido

Portoviejo | 04:00 El choque entre una camioneta y una motocicleta dejó como resultado una persona detenida y otra herida, reportó la Policía.

Una culebra le muerde en una plantación de habas

El Carmen | 04:00 La mañana del miércoles Juan Carlos Loor Molina (33) se encontraba junto a su padre Hugo Loor trabajando la maleza en una plantación de haba, cuando fue mordido por una culebra X, según relató la víctima.

Santo Domingo de los Tsáchilas