Actualizado hace: 3 horas 49 minutos
Una constitución de bolsillo

Domingo 28 Enero 2007 | 19:51

Yo quiero que mi país tenga su nueva Constitución resumida, encuadernada en un librito, que se entregue en el registro civil al inscribir un nacimiento, y a cada niño en las escuelas, que en la portada esté impresa la supremacía constitucional, añadiéndole un inciso que diga: cualquier juez o tribunal del País, será competente sin reconocer fuero alguno, y de oficio sancionará en una sola instancia con interdicción civil de entre uno a cinco años a la, o las personas que violen esta constitución, pena que se contará desde el momento de la infracción.

Una Constitución de bolsillo cuyos derechos civiles sea obligatorio recitarlos después del Himno Nacional los lunes en escuelas y colegios; que establezca pena económica para el que la quebrante, y que el valor lo reciba la persona que denuncia la violación probada y sancionada; que proscriba la reelección en toda la república. Que establezca para la designación de las máximas autoridades en los poderes y organismos de control del Estado la elección popular. Que prohíba y sancione con prisión el uso del mecanismo "sólo por esta vez" para quebrantar un estatuto, o una lei en cualquier institución pública o privada. Que elimine las mal llamadas instituciones de desarrollo, que sólo desarrollan a sus funcionarios; que entreguen sus competencias y recursos a los gobiernos municipales. Una constitución chiquita, de uso popular, de léxico sencillo, que la conozcamos todos, pero respetada por todos, cuyas enmiendas se consulten y se vote en las urnas.   Sólo obligando a respetar la Constitución, lograremos el Estado de Derecho; el resto viene por añadidura.

Recomendadas para ti:

Tendencias

Suscríbase

Y acceda a todas las noticias del día