Jueves 24 Abril 2014 | ACTUALIZADO HACE: 2 minutos
Melvin Herrera

+ ARTICULOS

Melvyn O. Herrera C.

¿Por qué no estamos…?

POR Melvin Herrera

Lunes 18 Junio 2012 | 00:00

Quienes la vimos en la TV aún recordamos esa hilarante escena de una reunión empresarial donde uno de los partícipes indaga ¿por qué no estamos en las páginas amarillas?, recibiendo una balbuceante y jocosa respuesta. Algo así, pero sin ese humor, debió ocurrir con muchos ecuatorianos al enterarnos que recientemente en Chile, este país, Perú, Colombia y México, fundaron “Alianza del Pacífico” un nuevo bloque de integración mutua y principal motor económico de esta región en su apertura hacia la margen oceánica del Asia-Pacífico, surgiendo la pregunta que ameritaría una respuesta categórica de nuestros gobernantes, ¿por qué no estamos en este importante bloque, si contamos con una privilegiada ubicación geográfica en esta orilla del Océano Pacífico? Inicialmente ya respondió el jefe de nuestra Oficina de Comercio en China:

 “debemos ser parte de estos procesos de integración”; con lo que se deduce  que a posterior podríamos unirnos a esta nueva y expectante entidad en la que las 4 mejores economías de Latinoamérica del Pacífico han aprovechado esa coyuntura para unirse en la corriente de negocios con los países de ese frente oceánico del Asia y su entorno, donde nítidamente se destaca China, nuestro principal facilitador financiero. Reconociendo que no tenemos el peso económico de los cuatro países mencionados, empero, es de hacer notar que la privilegiada ubicación y características del puerto de Manta y la factibilidad del eje Manta-Manaos nos dan posibilidades y ventajas para podernos convertir en el puerto sobre el Pacífico del que carece Brasil -la economía más importante de Sudamérica satisfaciendo las necesidades que su amazonia central tiene respecto al creciente comercio con los países asiáticos y su entorno; esto último, simultáneamente se aprovecharía para beneficio de la economía nacional,   compensándose así el hecho de que nuestros inmediatos y cercanos vecinos -los 4 países ya nombrados- nos hayan ignorado para fundar la iniciativa que motiva esta nota. Podría especularse que en tal “olvido” jugaron consideraciones sobre el estilo de un gobierno como el nuestro que no es proclive a los tratados de comercio con algunas naciones, peor del tipo como los que mantienen los integrantes de esta nueva Alianza, pero simpatiza con países con los que hemos suscrito acuerdos de diversa índole como son Irán, Venezuela, Cuba y algún otro; por lo mismo, quienes nos gobiernan habrán de sopesar la conveniencia de cambiar o mantener la actual línea de integración internacional, de manera que nuestro país podría beneficiarse o no de nuevas corrientes, como esta novísima “Alianza del Pacífico”.. <

OTROS COLUMNISTAS