Domingo 21 Septiembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 4 minutos
Alfonso Delgado

+ ARTICULOS

Alfonso Delgado Gonzalez

La protesta Indígena

POR Alfonso Delgado

Miércoles 21 Marzo 2012 | 00:00

Si no hay forzados cambios de última hora, para mañana está prevista la llegada a Quito de la marcha de los indígenas que por el agua , la dignidad y la vida se inicio el jueves 8 de Marzo en El Pangui, en la provincia Zamora Chinchipe y luego de recorrer Loja, Azuay, Cañar, Chimborazo. Tungurahua. Cotopaxi y Pichincha, llegar a Quito y pernoctar en el parque El Arbolito.


Sin lugar a dudas, esta manifestación de los indígenas ha causado malestar en el gobierno central, a tal punto que de diversas maneras se las ha tratado de boicotear, contraviniendo así los derechos que otorga la Constitución vigente. Se prohibió la participación de buses para la movilización de los posibles manifestantes, cuando si se movilizaron centenares de buses para una concentración oficial el mismo Jueves 8 en Quito. Las cuñas radiales y televisivas, así como los rótulos en carreteras con alusiones contrarias a la marcha son repetitivos. Por un lado el Presidente Correa garantiza la realización de la marcha condicionado a que sea pacifica y por otro lado se organizan concentraciones en las ciudades del paso y se amenaza que si los indígenas reúnen a 500 el el Arbolito, el gobierno aglutinara 50.000 en la Plaza Grande, a mas de que tuvo una expresión de que los indígenas “no pasaran”, sin aclarare su real significado.
El derecho al reclamo está garantizado constitucionalmente siempre que sea de manera pacífica y sin alterar el orden público. Sin embargo, son las mismas fuerzas del oficialismo que estarían provocando el desorden cuando pretenden hacer vigilia en el parque el Arbolito y de allí pasar a la Plaza Grande mañana jueves lo que podría estar originando un enfrentamiento con los indígenas, a los que se los acusa de querer tomarse Quito y de invadir a la Ciudad Luz de América, contraviniendo el derecho a la libre circulación. ¿O es que el ingreso a la capital de la República es con dedicatoria?
Sería conveniente entonces que prime la cordura y el respeto en ambos sectores, de manera especial en el oficialista, tomándose en cuenta que la marcha de los indígenas fue programada desde hace algún tiempo a diferencia de los actos del gobierno que son como consecuencia de lo primero y sus resultados podrían llegar a ser funestos. Si es que hay ese enfrentamiento de pueblo con pueblo y allí si podría hablarse de desestabilización de la democracia, al violentarse la obligación de cumplir y hacer que se cumplan la normas y preceptos establecido en las leyes y por sobre todo en la Constitucion, por los que los hechos de mañana jueves se los debe manejar con tino, cautela, cordura y respeto, a fin de evitar lamentables consecuencias.<

OTROS COLUMNISTAS