Sábado 01 Agosto 2015 | ACTUALIZADO HACE: 5 horas 59 minutos
DESTACADAS
Chone soporta la inundación más fuerte de lo que va el invierno

Chone soporta la inundación más fuerte de lo que va el invierno

Sábado 25 Febrero 2012 | 17:32

14 horas de lluvias en las últimas horas abastecieron los ríos que atraviesan la ciudad y la inundaron casi en su totalidad.

 En San Andrés hacía muchos años que no se inundaban. Sus habitantes se jactaban de la zona segura y de estar ubicados en un lugar preferencial del cantón. Sin embargo las 14 horas de lluvias que cayeron en las últimas horas abastecieron los ríos que atraviesan la ciudad y la inundaron casi en su totalidad.
En ciertos sectores el agua alcanzó los dos metros como en Tacheve Dos, Vargas Pazzos, mientras que en las calles céntricas el agua llegó a unos 30 centímetros. El río Garrapata también inundó a El Guabal, El Mate, San Andrés.
En La Estrella al menos 500 viviendas fueron afectadas como también grandes cultivos de plátano, pastizales, maíz y otros.
El COE cantonal -que está en sesión permanente- resolvió que a partir de ayer bado se prohíbe la venta y consumo de licor mientras la ciudad esté anegada inundada; policías y militares serán los encargados de hacer cumplir esta resolución en conjunto con los comisarios.
El historiador Enrique Delgado Coppiano recordó que Chone no sufría una inundación tan contudente como en el fenómeno del Niño de los años 1997-98.


+ NOTICIAS

“Perros que jamás ladraron”

Vicente Mendoza Pavón | 04:00 No, no me voy a referir a esa maravillosa obra de teatro del dramaturgo cubano Rogelio Orizondo, cuyo título encabeza este escrito; es que en nuestro país han aparecido opositores reclamando por la “vigencia de la democracia”, como si actualmente nos gobernase una dictadura. Se insiste en afirmar que en el Ecuador no existe la libertad de expresión, cuando todos los días escuchamos, leemos y vemos en medios de comunicación a presentadores de noticias y entrevistados expresar, con total libertad, versiones falsas, como aquellas que afirman que las salvaguardias arancelarias encarecerán todos los productos de primera necesidad. Una afirmación semejante tiene dos explicaciones: ignorancia sobre el tema u odio contra el Presidente.