Martes 21 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 40 minutos
DESTACADAS
Portoviejo

Reubican a 15 familias tras lluvia del sábado

Lunes 20 Febrero 2012 | 00:00

Hasta el momento 15 familias que viven en zonas altas son las que han tenido que salir de sus hogares tras la fuerte lluvia que cayó el sábado en la tarde en Portoviejo.

El dato fue proporcionado por Franklin Gavela, analista financiero del Ministerio de Inclusión Económica y Social.
Cuatro de las familias han tenido que ser albergadas en la escuela Andrés de Vera, ubicada en la calle 15 de Abril, debido a que sus hogares que se encuentran en la parte posterior de la iglesia Cristo del Consuelo fueron afectadas por el agua y lodo que bajó de las colinas.
Tres aulas se han convertido en el hogar provisional de 23 personas.
Allí está, por ejemplo, doña Olga Moreira, quien prefirió no recordar los momentos de angustia. Dijo que se siente satisfecha con la respuesta de las autoridades por la preocupación que tuvieron de reubicarlos y más porque les dieron colchones, alimentos, toldos y otras ayudas.
Franklin Gavela explicó que el resto de familias fueron reubicadas con familiares y que les están apoyando con raciones alimenticias.
“Estas son las que hemos podido identificar, pero sabemos que hay más personas en riesgo y nuestro trabajo es seguirlas buscando", sostuvo.
 
 EN PELIGRO. El Rocío Alto, de la parroquia San Pablo, es otro sector que está en peligro por deslizamientos.
Ayer, el alcalde Humberto Guillem, convocó a varias entidades que componen el Comite de Operaciones Emergentes, (COE), cantonal.
Guillem, visitó la zona y observó que la colina está cediendo y que dos casas están al borde de la falla geológica, mientras que al menos otras 50 están en riesgo.
El temor está latente entre los moradores, pero muchos no quieren salir de sus hogares.
Carmen Mendoza y Katty Mendoza (madre e hija) están a punto de perder su casa. Derramaban lágrimas al ver que no pueden con la naturaleza y porque llevan varias noches sin dormir por temor a que un nuevo deslizamiento les arrebate sus hogares. A ellas las autoridades las están convenciendo para que salgan cuanto antes.
 
 aun más. En las llamada Primera Escalinata, que está a la salida de la ciudad en la vía a El Rodeo, también hubo un deslizamiento y una casa está a punto de caer.
Sus habitantes se refugiaron con familiares, pero hay otros hogares cerca, donde el temor ronda.
José Bermello, morador de la zona, indicó que sólo resta pedir a Dios que las cosas no pasen a mayores. Además, pidió a las autoridades de la empresa eléctrica que cambien un poste que está en mal estado.
 
 el río se desbordó. El río Portoviejo también puso en apuros a muchas familias que viven cerca de su cauce.
En el puente Santa Cruz, por ejemplo, muchos dejaron sus casas para ir a una parte alta, porque el agua pasó el metro de altura.

En el Jardín de Cuba (puente Velasco Ibarra) la situación fue similar. Decenas de familias conviven con el agua del río.  Muchos criticaron el hecho de que ninguna autoridad se preocupó para ayudarles a sacar sus enseres.<