Actualizado hace: 3 horas 10 minutos
Daños vehiculares
El invierno obliga que aumenten las visitas de carros a mecánicas

Oswaldo Pico ha ido cuatro veces a la mecánica en este invierno. En el verano lo hace un par de ocasiones. Justamente la semana pasada detectó un daño en los rulimanes, una vez que le entró mucha agua al pasar por los grandes charcos que hay en la ciudad, comentó. Es que las calles se inundan por las alcantarillas que están taponadas, complementó.

Sábado 11 Febrero 2012 | 00:00

Dice que tiene que gastar 130 dólares para cada uno del par de rulimanes que tiene que comprar, dinero que no tiene, se quejó.
Asimismo, temé que dos amortiguadores estén dañados. Tiene que invertir 100 dólares.
Mientras, Richard Barrezueta, que tiene un taller mecánico de alineación en la avenida Guayaquil y Eloy Alfaro, recalca que los clientes son más en invierno que en verano. Y a más de reparaciones de daños, acuden para chequeos preventivos y así evitar contratiempos.
Asevera que llegan vehículos con daños en los amortiguadores, aros torcidos. En otros casos se han reventado las llantas y quebrado el tren delantero. Por los baches los carros caen bruscamente y se golpean, recordó.
"Donde debe ir grasa, en los ejes, se mete el agua provocando un ruido y el daño", explicó. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala