Actualizado hace: 59 minutos
MANABÍ
El invierno pone en "jaque" a 11 cantones

La fuerza de la naturaleza golpea hasta ahora a once cantones de la provincia. Las lluvias no han cesado desde hace ocho días y ya dejan secuelas.

Viernes 10 Febrero 2012 | 00:00

Casilda Vergara, de 71 años, sólo lloró ante las aguas que ingresaron a su vivienda a las 18h00 del miércoles pasado en el sitio San Pablo de la parroquia San Antonio de Chone. El agua entró abruptamente y ella optó por salir a lugares altos, mientras sus enseres eran tomados por la humedad.
“Lo he perdido todo y lo que quedó está destruido”, dijo entre lágrimas. Pero la historia de Vergara es similar a la de varias familias afectadas en la provincia. 
En los cantones Chone y Flavio Alfaro hay muchas comunidades aisladas por efecto de las lluvias. Sus alcaldes, Ítalo Colamarco y Jamington Intriago, declararon la emergencia con el Comité de Operaciones Emergentes (COE). Esto lo resolvieron para obtener ayuda del gobierno y dirigir el apoyo a los sectores afectados. 
 
 gestión. Susana Dueñas, gobernadora de Manabí, informó que coordinan acciones con las instituciones para trabajar en las zonas afectadas y llegar con la ayuda oportuna.
Ricardo Cabrera, director de la Sala Situacional de Gestión de Riesgos, señaló que se han activado los COE en los cantones afectados. En Chone se tuvo que partir la vía para evacuar el agua de San Pablo. "Las lluvias están complicando las cosas, pero se ha reaccionado en forma inmediata", destacó.
Gustavo Alcívar, responsable de la coordinación zonal del Ministerio de Inclusión, aseguró que hacen  el levantamiento básico (familia por familia) para distribuir el apoyo.
Maquinaria del ministerio de Transporte realiza la limpieza de la vía en el cerro  de Junín y en cuanto a la afectación o pérdida de cultivos en la provincia, aún no hay cifras precisas, dijo la gobernadora. "El ministerio de Agricultura debe elaborar el  informe", destacó.
 
 más afectados. En Rocafuerte dos familias fueron evacuadas de sus hogares en el sitio Joaquinillo de la comunidad Puerto Loor. Gastón Loor Pilligua, responsable de Gestión de Riesgo, informó que la evacuación se produjo porque los hogares de las familias se inundaron por la crecida del río que desbordó en la margen izquierda con dirección al río aguas abajo. 
En el sitio El Mate de la parroquia Pueblo Nuevo de Santa Ana, la vivienda de la familia Moreira Arteaga, está a punto de ceder ante las continuas lluvias que han provocado el deslizamiento del terreno donde está edificada la casa.
También moradores de los barrios San Rafael, San Martín,  Los Ángeles y Santa Eva en Jaramijó, piden obras.
En el sector Los Ángeles de Montecristi, una vivienda se cayó por efecto de aguas.
Las familias que viven en las laderas del cerro Mirador de la parroquia La Pila de Montecristi están preocupadas por los deslizamientos de tierra. 
En Portoviejo, Marcos Isbell Plúa padece porque su casa se llenó de agua. Él es oriundo del sitio La Sequita. 
Ya se evacua el agua de las presas Poza Honda y La Esperanza, por los túneles, aunque en cantidad mínima, señaló Wilson Mendoza, subsecretario del Agua en Manabí. 

"Queremos que la ciudadanía esté prevenida", refirió Mendoza,  porque se preveía que entre la tarde y noche de ayer llegue una creciente a a la zona baja del valle del río Portoviejo. < 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala