Actualizado hace: 8 minutos
Violencia
El régimen sirio bombardea la ciudad de Homs por sexto día consecutivo

Las fuerzas del régimen sirio bombardearon este jueves con cohetes la ciudad de Homs matando al menos a 13 civiles, en el sexto día de la ofensiva contra esta ciudad rebelde, mientras la ONU predecía una agravación de la situación, sin un consenso internacional para solucionar el conflicto.

Jueves 09 Febrero 2012 | 10:10

El miércoles, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon había anunciado que el Consejo de Seguridad examinaría dentro de poco una solicitud de la Liga Árabe sugiriendo una "misión conjunta en Siria, con un emisario especial común", después de la decisión de la organización árabe de enviar de nuevo sus observadores al país.

La oposición siria y las ONG internacionales consideraron ineficaz la misión árabe. Su presencia durante un mes no impidió que el régimen de Bachar Al Asad continuara la represión de la revuelta que ha dejado miles de muertos desde hace once meses.

Por otra parte, los esfuerzos árabes y occidentales para condenar la represión y por una transición democrática fracasaron en la ONU, donde rusos y chinos opusieron su veto y rechazaron toda injerencia en Siria.

El 4 de febrero, el mismo día de la reunión de la ONU, el régimen sirio lanzó un ataque contra Homs (centro) para tratar de aplastar la contestación.

Más de 400 personas, incluyendo familias enteras han muerto desde entonces, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), cuya sede se encuentra en Gran Bretaña.

Amnistía Internacional confirmó unos 250 muertos, en su mayoría civiles desarmados, y dijo temer una "importante crisis humanitaria" en Homs, donde la electricidad y las comunicaciones están cortadas, las infraestructuras destruidas, faltan los medicamentos y los alimentos escasean.

El jueves en la mañana, al menos 13 civiles murieron en los bombardeos de los barrios de Baba Amr y Jaldiye y el balance podría empeorar, según el OSDH.

Además de Homs, las tropas del régimen efectúan operaciones en Zabadani y Madaya, a 40 km al norte de Damasco (noroeste), Idleb, y contra ciudades de la provincia de Deraa (sur), según los militantes.

A pesar de la indignación de los occidentales, Rusia, aliado del régimen de Al Asad, sigue optando por la no injerencia en Siria.

Frente al bloqueo en la ONU, varios países han tomado medidas unilaterales para acentuar el aislamiento del régimen.

Estados Unidos cerró su embajada en Damasco, varios países llamaron a sus embajadores y las seis monarquías del Golfo decidieron expulsar a los embajadores sirios.

Una reunión de la Liga árabe está prevista para el domingo en El Cairo.

Turquía quiere organizar una conferencia internacional sobre la crisis siria y Estados Unidos anunció una próxima reunión de un grupo de países "amigos del pueblo sirio".

Por el contrario, Irán reafirmó su apoyo a Al Asad y acusó a Estados Unidos y a sus aliados de querer provocar una nueva guerra regional para romper la línea de resistencia dirigida por Teherán y Damasco frente a Israel.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala