Actualizado hace: 6 minutos
Santo Domingo
Ultimátum a chancheras

La crianza de cerdos en los patios de viviendas es la manera de ganarse la vida de muchas familias del sector El Paraíso de la parroquia Alluriquín.

Jueves 09 Febrero 2012 | 00:00

Ayer, el sector fue visitado  por miembros de la Dirección Provincial de Salud y Ministerio de Medio Ambiente donde realizaron un operativo del proceso de control y vigilancia sanitaria de las granjas dentro de la zona urbana de esta parroquia.
Durante la inspección, en varios hogares se encontró chancheras con animales de diferentes tamaños, incluso la piel de una vaca secándose bajo un plástico, y que emanaba malos olores.
Mónica Zapata, es una de las personas que cría cerdos en el sector, tiene seis de estos animales.
Ella comentó que en ese lugar crían a los cerdos para luego venderlos vivos.
“Es nuestra fuente de trabajo”, añadió.

Irregularidades. Katherin Buñay, representante de la Dirección de Salud, expresó que entre las anomalías por la crianza de los cerdos se encontró que los desechos de estos animales van directo al estero que conecta con el río Toachi.
“Eso constituye un foco de contaminación, porque no hay un buen manejo de los desechos, y se pone en riesgo la salud de la ciudadanía”, acotó Buñay.
La funcionaria explicó que lo primero que se realizó durante la inspección fue un proceso sanitario, que se abre en  la Comisaría de Salud.
Luego, la Comisaría pondrá la sanción correspondiente, y después se regresará a las viviendas  junto con miembros de la institución para una nueva inspección.
En caso de que las personas incurran en la tenencia de estos animales, serán sometidos a sanciones como multas económicas y decomiso de los cerdos.
Por su parte, Carlos Quezada, representante del Ministerio de Medio Ambiente, mencionó que están realizando un trabajo en conjunto con los representantes de la Dirección de Salud, y que el papel que ellos juegan es verificar si hay o no contaminación al medio ambiente.
En caso de haberlo se iniciará con un proceso administrativo.
“Luego de esta inspección se realizará un informe que estará listo en un tiempo de entre cinco a ocho días”, refirió.
Mientras que Lenín Montesdeoca, habitante del sector dijo que el control no sólo se lo debería hacer a las viviendas, sino también a la empresa Pronaca que está en el lugar.
“Desde esa empresa bajan hasta el río los desechos, ellos son quienes más contaminan”, indicó.
Sin embargo, tanto a  Marcelo Guillén como a Mónica Zapata se les indicó que no pueden tener animales ni mucho menos realizar el proceso de faenamiento sin las debidas precauciones, porque eso afecta a la ciudadanía.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala