Actualizado hace: 2 horas 33 minutos
LAS MARCAS POLÍTICAS EN ECUADOR
LAS MARCAS POLÍTICAS EN ECUADOR
Por: Héctor Ygonet Céspedes

Miércoles 08 Febrero 2012 | 00:00

Las mejores marcas son las que trascienden lo cuantificable para evocar emociones que la hagan humana, especialmente positivas. Cuando una marca empresarial consigue ese estatus tiene poder verdadero.

En política no es muy diferente. En cuanto se aceptan los valores básicos de una marca personal, las experiencias posteriores derivadas del contacto con los mensajes, estarán alineadas con ella según esa norma: Las personas interpretarán las acciones que experimentan u observan en el contexto de los valores que creen que están en el corazón del dirigente y su marca. Aun cometiendo un error personal o público, lo que en las empresas se denomina el Banco de Confianza, estará ahí para neutralizar el impacto negativo.
En el Ecuador político de hoy, existe una gran marca dominante llamada Rafael Correa; el partido Alianza Pais es solo un portafolio de esa marca, que está llamada a repercutir, como brilla la luz en oscuridad, en el próximo certamen electoral del año 2013.
El pasado 20 de enero, el CNE del Ecuador parió, jurídicamente hablando, a un nuevo proyecto político llamado CREO, que por su frescura más que por su relevancia, cito a continuación: La construcción de la marca CREO está basada en valores políticos y sociales que distan mucho de las viejas estructuras políticas ecuatorianas, e ahí su primera fortaleza. Los precursores de esta idea, Guillermo Lasso y César Monge, no dudaron en entender la importancia de la sobrecarga emocional en un país con sobrecarga electorera gubernamental.
Para César Monge, principal precursor y figura de “Cibeles” de CREO, esta organización representa la mejor alternativa contra los que nos gobiernan y contra los que nos gobernaron. Si bien CREO representa sin dudas esos valores, a lo interno afloran las dudas. Mae Montaño, directora política y figura de la organización, podría empañar por su trayectoria, los juicios y valores de la propia organización. Montaño ha estado en varios partidos o movimientos políticos en los últimos años, donde ha tenido una efímera y poco vistosa participación electoral, llegando ha convertirse hoy, en casi un dinosaurio político. Pero cabe destacar que es una mujer muy talentosa, y con ayuda profesional podrá rápidamente reconstruir su imagen pública.
La buena elección de los cuadros delanteros de las organizaciones es imprescindible para que trascienda a lo externo, el mensaje de frescura y novedad. César Monge por sí solo, tiene los atributos y fortalezas necesarias para engordar la influencia externa del movimiento CREO. Monge posee los instrumentos iniciales, que lo podrían colocar mañana, en la línea de Rafael Correa o Jaime Nebot, como un gran conductor de hombres.

Fuera de CREO, la gran mayoría de las organizaciones políticas ecuatorianas trabajan contra el reloj, primero por mantener su identidad, segundo por reincribirse, y tercero por apropiarse de un pedazo del pastel electoral, que les permita mantener cierta vigencia en los próximos años. 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: