Actualizado hace: 24 minutos
CAOS JUDICIAL
CAOS JUDICIAL
Por: Edison Cevallos
abogadocevallos@yahoo.com

Domingo 05 Febrero 2012 | 00:00

Un verdadero caos judicial se vive en la actualidad en el poder de administrar justicia, generado única y exclusivamente, por una deliberada y delineada actitud asumida por ese llamado Consejo de la Judicatura que no atina frente al país, de crear un ambiente de credibilidad y confianza, con un comportamiento que demuestre verdadera independencia e imparcialidad en sus actos.

Dado a conocer de manera parcial las calificaciones de los evaluados, estos demuestran a simple vista en casos puntuales, detestables injusticias hacia unos; y marcadas preferencias hacia otros, que desdibujan a los ojos del imparcial espectador la tan cacareada reforma al sistema de administrar justicia en el Ecuador; y tira al cesto, una anhelada transformación de ese otrora independiente poder del estado.
Experimentados funcionarios y respetables damas que por espacio de muchos años han prestado su contingente como parte del sistema administrativo, en muchos y puntuales casos, han sido reprobadas en las calificaciones impuestas, sin tomar en consideración su intachable hoja de vida, su respetabilidad, probidad, solvencia moral y capacidad puesta de manifiesto en la atención brindada por años en sus labores, pero con una valoración de los puntos obtenidos, que no responde al real rendimiento logrado, sino que aplicando una tabla impuesta que genera una descarada inequidad.
Pero lo que es mas, en la valoración maquinada impuesta, estos especies de “sabios de la Grecia” incluyen una que le denominan la “ prueba Sicológica” cuyo resultado para sus actores, resulta infalible, esto es, que si bajo su desconocida valoración, el evaluado no pasa, hasta ahí llego su carrera, por mas que en las otras pruebas su rendimiento sea sobresaliente
En contraste, los Jueces “Golondrinas” como los llamo acertadamente Leonor Jiménez de Viteri, a esos que entraron por la ventana, muchos de ellos solo a “dedo” sin valoración ni prueba alguna, esos que en gran medida con sus actuaciones han contribuido al deterioro del sistema, a ellos aun los mantienen en funciones a conveniencia, sin darles las notas que obtuvieron en esa beneficiosa pero ilegal prueba a lo que fueron sometidos, y siguen ellos como operadores de justicia, vayamos a saber hasta cuando.
Estos imponentes e infalibles triunviros que viven vía medios de información difundiendo un cambio en el poder de administrar justicia incompatible con la realidad que vivimos y palpamos, incumplen también en programar y poner en práctica un incremento de Juzgados y Salas en esta provincia, que contribuyan a desahogar las causas acumuladas y represadas por años.
Hasta aquí, el remedio no supera la enfermedad. <
 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: