Actualizado hace: 7 horas 57 minutos
Ecuador
Ley de Comunicación sigue en juego político

Los asambleístas tienen al menos tres semanas para decidir si se aprueba o no el renovado proyecto de Ley de Comunicación propuesto por el bloque oficialista a la Asamblea Nacional.

Domingo 05 Febrero 2012 | 00:00

El proyecto barca 128 artículos y 16 disposiciones transitorias, varios de los cuales han abierto la controversia en torno a la conveniencia de aprobarlo.
El documento, si bien ha sido presentado por el oficialismo como una "buena ley", según palabras del presidente del Legislativo, Fernando Cordero, es visto con reservas por la oposición.
Su tratamiento se dará una vez que concluya el período de vacancia legislativa, que será hasta el 21 de febrero.
Cordero afirmó que el proyecto garantiza la libertad de expresión, comunicación y de prensa, pero con responsabilidad ulterior.
El contenido será debatido en estos días en tres foros,el primero de los cuales será el 14 de febrero.
María Augusta Calle, de Alianza Pais, dijo que se podrían seguir dando cambios en el texto de la ley, hasta el momento de su aprobación.
Justamente para esto interviene Mauro Andino, presidente de la Comisión de Comunicación, proponente de la ley.
Incluso Cordero anunció que le entregará el documento de la República para que lo analice y hasta observaciones antes de que se lo apruebe.
 
 OPOSICIÓN. Entre los asambleístas de oposición, el escepticismo reina.
Abdalá Bucaram Pulley, del PRE, anunció que ellos no votarán a favor de la ley pues, aseguró, el gobierno busca a acabar con la poca independencia de ciertos medios a través del Consejo de Regulación.
Fausto Cobo, del Prian, manifestó que se trata de una trampa. Comentó que el gobierno quiere engañar a los asambleísta con un "Frankenstein bonito" para hacerlos votar a favor y luego objetar la ley desde la Presidencia.
Andino dijo, en una entrevista con Ecuavisa, que esperan que el Ejecutivo apruebe la ley, pero si la veta, habrá que aceptarlo.
César Montúfar, de Concertación Nacional, estimó que la única alternativa frente a esto es el archivo del proyecto y el reinicio del proceso que sea democrático e incluyente.
Lourdes Tibán, de Pachakutik, demandó un compromiso ético de los asambleístas de Alianza Pais y sus aliados para aplicar la ley según el texto original.
Luis Almeida, de Sociedad Patriótica, ve poco probable que los opositores se pronuncien en contra del veto, en el caso de que el mandatario plantee un veto.
Para la aprobación de una ley se necesitan 63 votos; pero la negación del veto requiere 83 votos que corresponden a las tres cuartas partes del pleno de la Asamblea.
 
 
 
El proyecto cambió y la polémica sigue
 
El proyecto de Ley de Comunicación actual difiere en muchos puntos del anterior; sin embargo, su contenido sigue generando rechazo.
 
Consejo. Según la propuesta anterior, el Consejo de Regulación podía cerrar medios de comunicación; ahora, según el proyecto actual, sólo puede aplicar sanciones administrativas y multas económicas.
La integración de este ente también baja de siete a cinco miembros.
 
Periodistas. El proyecto anterior señalaba que el periodismo debía ser ejercido por profesionales, actual elimina ese requerimiento.
 
Cadenas. Los medios deben transmitir en cadena los mensajes que dispongan los presidentes del Ejecutivo y el Legislativo. Además, los titulares de las funciones del Estado podrán usar este espacio hasta por cinco minutos semanales.
Los sistemas de audio y video por suscripción deben enlazarse en caso de un estado de excepción.
 
Nacionales. La propuesta oficial fija como medios nacionales a los audiovisuales cuya cobertura llegue al 30 por ciento de la población nacional; en los impresos, a los que emitan un número de ejemplares de al menos el 0,25% de la población nacional en cualquiera de sus ediciones, o circulen en al menos 9 provincias.
 
Tiraje. Los medios impresos deben incluir el tiraje en cada edición. Esta información puede ser auditada y, si hay falsedad, se aplicarán sanciones.
 
Comentarios. Los comentarios en páginas web deben hacerse con la identificación de sus autores.
 
Censura previa. El proyecto considera censura previa de los medios de comunicación a la suspensión de la publicación de un artículo previamente establecido o la cancelación injustificada de un programa de la emisión regular.
 
Principios. La propuesta oficialista contempla una serie de principios deontológicos referidos a la dignidad humana, grupos de atención prioritaria, ejercicio profesional y prácticas de los medios de comunicación social, de cumplimiento obligatorio.
 
Publicidad. Según el proyecto, la publicidad que se emita en el país debe ser hecha por empresas y con personal ecuatorianos.
 
 
Los gremios reclaman frente a los cambios
Para Marcelo Larrea, vicepresidente de la Federación Nacional de Periodistas, la ley censura toda posibilidad de excepción y establece un régimen moralista e inquisitivo.
Nydia Susana Piedra, presidenta del Colegio de Periodistas de Pichincha, cuestionó el artículo 41, que elimina el requerimiento de ser periodista profesional. En una carta dirigida a Rafael Correa, advirtió que "la mediocridad y el empirismo" serán los referentes de la información que recibirá la ciudadanía.
Diego Cornejo Menacho, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Canales de Televisión, dijo que el texto "denota un espíritu inquisidor del gobierno, donde todo lo que sea publicado por los medios tendrá primero que pasar por su autorización".
Marcel Rivas, de la Asociación Ecuatoriana de Canales de Televisión, pidió algunos cambios en la propuesta oficialista antes de su aprobación.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala