Actualizado hace: 32 minutos
Alerta Roja!  Manabí (III)
Alerta Roja! Manabí (III)
Por: Johnny Medranda Mera

Viernes 03 Febrero 2012 | 00:00

"Mientras los necios deciden, los sabios deliberan”: Plutarco. Mientras APM desperdicia tiempo reinventando la rueda portuaria, el resto de puertos progresan a paso acelerado. El futuro del puerto de Manta se lo mira tan brillante desde dentro de la APM, que necesitamos gafas. Para no ver! Lo que si vemos sin gafas, con impotencia y frustración es de cómo a nuestro puerto se lo está llevando por un sendero incierto y con resultados cada vez más vergonzosos, haciendo quedar mal a su comunidad y al Gobierno.


A la exconcesionaria, TIDE, se la crucificó públicamente porque el Estado se atrevió a querer aportar 55 millones de dólares del total de 520 que requería la fallida concesión. Estos 55 millones eran para la construcción de un puerto pesquero especializado y presupuestado finalmente en 23 millones. El resto de los 55 quedaban para las obras iniciales del terminal.
Ahora, sorprendente y sorpresivamente, Guillermo Morán, Gerente General de Autoridad Portuaria de Manta, el lunes 30 de enero anunció que la inversión total de la nueva delegación será de 282 millones y que el Estado aportará con un 30% del total, o sea 84,6 millones de dólares. Esto es casi el doble de lo que en la fallida concesión el Estado iba a aportar y con la mitad de la inversión total para la misma. No sabemos en qué ni cuándo dentro del periodo de la delegación se pretende utilizar esta aportación del Estado.  No se dice tampoco si es que en esta aportación del Estado incluye o no los millones que APM está gastando ahora en obras cosméticas. En un artículo anterior expliqué argumentativamente el por qué esa inversión de 282 millones no es la que le conviene a Manta.
Habiendo sido parte expresa dentro del contrato de concesión anterior, el gobierno unilateralmente retiró esa contrapartida de 55 millones, tirando al traste la seguridad jurídica y dándole a una razón lógica y legal a la otra parte para que se retire del negocio.
Lo increíble de todo esto es no saber ahora dónde están aquellos mantenses que se rasgaban sus vestiduras denunciando que esa concesión era el atraco del siglo y cuestionaron la aportación del estado por 55 millones, a tal punto que conllevó al Presidente a cometer una injusticia contra la ex concesionaria y Manta. Ahora, que somos testigos de algo tan grosero como lo que estamos viviendo, ¡desaparecieron!. ¿Miedo? ¿Cobardía? ¿Sentimiento de culpabilidad porque se dieron cuenta muy tarde de su terrible actuación?, ¿o simplemente cumplieron sus objetivos guiados por odios y ambiciones personales? Sólo ellos lo saben.
La APM debería reflexionar, dar apertura a la comunidad portuaria local, que hasta la fecha se mantiene pávida ante estos acontecimientos, y transparentarse en su proceder para con nuestro puerto. Es de necios huir del consejo.<

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: