Actualizado hace: 2 horas 40 minutos
Mauricio Vera M.
La educación integral como derecho irrenunciable

Quienes estamos vinculado irrestrictamente al proceso educativo, consideramos que la educación es un pilar fundamental en el desarrollo de los pueblos, más aún cuando nuestra constitución así lo establece “Título VII régimen del buen vivir sección primera” y acogida por los tratados internacionales como norma prescrita.

Jueves 02 Febrero 2012 | 00:00

Es inaudito e injustificable que el sistema de educación en nuestro entorno sea objeto de monopolio mediático de parte de propietarios de establecimientos educativos, en complicidad de directivos que en su mayoría son alcahuetes de la mediocridad de servicio que brindan, obviando la trilogía educativa, donde directivos y docentes, padres de familia y educandos se interrelacionan como un todo para consolidar una formación integral de calidad y prestancia; que garantice su subsistencia en un mundo cada vez más conflictivo y competitivo.
Aunque la fragilidad de la memoria en muchas ocasiones nos pasa factura, hay aspectos imborrables en nuestras vidas y uno de ellos el modelo educativo antagonista a las verdaderas exigencias de una nación, donde un sistema de educación, copiado y aplicado en nuestro país, no garantiza una formación de verdaderos portaestandartes que lideren procesos de cambio y proyecten desarrollo y empleo, aplicando sustancialmente valores morales y éticos que muchos no aplican; y lo vivenciamos en los actuales momentos, donde la corrupción se ha apoderado como pandemia  en quienes administran cargos públicos y justicia que afortunadamente si tiene cura.” Ninguna ley en el mundo podrá cambiar nuestro accionar, solo nuestra consciencia”
Ciertas instituciones educativas, supuestamente de categoría “A”, no subsisten de nombres o logos que lo catapulten como verdaderos centros de aprendizaje para una formación académica holística; porque en el trayecto educativo desde sus pilares se visualiza las habilidades y destrezas de los educandos, donde el docente cumple la función de mediador guía del conocimiento para proyectar jóvenes emprendedores y competentes con una gran calidad humana que represente orgullosamente a su institución donde vivenció su aprendizaje sin limitaciones de participación en todo aspecto. “proceso”.
La toma de decisiones son valederas cuando existen objetivos con planteamientos claros y definidos, que garantice la optimización de recursos, aplicando normas morales y éticas desde las autoridades de turno hasta el conserje que también forma parte de esa empresa, y que merece ser tratado con tolerancia y respeto, ya que el abuso de poder y los cargos, está comprobado, no son eternos. ”Maestros por convicción, no desmayen ante la tiranía de quienes se consideran dueños de la verdad, luchen por sus ideales y perseveren cada día afianzando el conocimiento como herramienta clave para la excelencia y percibir juntos un entorno de jóvenes emprendedores brillantes, con mentes ávidas y lúcidas que promuevan mejores estilos de vida”
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala