Actualizado hace: 28 minutos
CONTROL Y MONITOREO DE   ENFERMEDADES ZOONOSICAS
CONTROL Y MONITOREO DE ENFERMEDADES ZOONOSICAS
Por: Sigifredo Briones Mejía
| E-mail: sibrime17@hotmail.com

Martes 31 Enero 2012 | 00:00

Numerosos factores se combinan y condicionan el surgimiento de patógenos zoonósico que producen grandes estragos socioeconómicos y no solo a quienes las padecen. La poca importancia, el desconocimiento o inoperantes programas de prevención contribuyen a la presencia de brotes, que ocurren habitualmente por alteración de algún factor ambiental. Se ha demostrado el relevante papel del veterinario al prevenir, detectar, diagnosticar, vigilar, investigar y controlar las diferentes enfermedades zoonósicas a las que constantemente estamos expuestos.

Las investigaciones realizadas identifican 1.415 especies de organismos infecciosos para los humanos, de los cuales 868 (61%) han sido clasificados como zoonótico; y de estos, 175 organismos son considerados emergentes. Y que el 75% de las enfermedades que han emergido en las últimas dos décadas tiene origen en animales silvestres, posiblemente por la actividad humana al contactar con los hospederos de estas enfermedades o con los vectores. De igual manera, el tráfico de fauna silvestre adquiridas como mascotas,son inminente riesgo de contagiarse de  enfermedades zoonóticas por la relación humano y animales domésticos, especialmente los niños, que al acariciar las mascotas sin saber  reciben patógenos por vía oral. 
El cambio climático ha generado nuevos nichos ecológicos para los vectores, que se adaptan. Los agentes etiológicos mutan y  transmiten  estas enfermedades en  nuevas áreas geográficas. En nuestro país, en vía de desarrollo, se debe dar especial importancia a las enfermedades de las poblaciones animales o su papel como reservorios y vectores, considerando también el componente alimentario que contribuye a la aparición de zoonosis emergentes, reemergentes o exóticas. 

Es necesario que la vigilancia, control y monitoreo de las enfermedades zoonósicas, a las que constantemente estamos expuestos, sea de manera permanente; que se ejecuten programas de prevención, fuertes  y constantes campañas para investigar y  focalizar  los lugares donde por sus características geográficas, climáticas, etc. son susceptibles de brotes. Las investigaciones tienen que hacerse en el campo, no en el escritorio;; y  que los equipos de investigadores sean profesionales académica y técnicamente formados, a fin de que sus investigaciones resulten reales y confiables, para que sirvan de base a la planificación y ejecución de planes y proyectos. 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: