Actualizado hace: 8 minutos
¿Cambiaron las cosas?
¿Cambiaron las cosas?
Por: Melvyn Herrera
melvynherrerac@hotmail.com

Lunes 30 Enero 2012 | 00:00

Con pena pero también esperanzado escribo esta nota sobre los cambios acontecidos en la atención del hospital del IESS en Manta.

Ciertamente en algunas secciones, como la recepción de emergencias y el área de espera de los pacientes que asisten a las consultas médicas se han hecho significativos cambios físicos y de funcionamiento; lo mismo se dice sobre los pisos destinados a hospitalización, que no me constan, pero personas de buen criterio me lo han relatado; esto menciono ahora, a más de que el año que pasó escribí dos veces dando fe sobre los positivos cambios que advertí personalmente, después de casi 3 décadas de yo haber -con razón- evitado los servicios médicos del IESS, y no era justo callar, por lo que testimonié tan buenos sucesos. Hoy les cuento: Como hace un año, llamé para reservar una consulta con un especialista, y luego de por casi una semana intentarlo, al fin logré comunicarme con una operadora que dijo que no había consultas disponibles y que vuelva a llamar luego de unos 15 días para intentar atenderme. ¿Qué les parece, queridos lectores?; les juro que sentí lo de hace tantos años ¡una pedrada en los dientes!; y me acometieron ideas que las hago públicas constructivamente, esperando que en algo ayuden para que esta situación cambie en beneficio de los afiliados, quienes tenemos el derecho de exigir la prestación de un esmerado servicio a cambio de la inversión monetaria que por tantos años hemos hecho. Lo que está sucediendo atribuyo a los altos directivos del IESS, respecto a su imprevisión sobre el aprovechamiento de los buenos cambios que arriba señalé y del favorable resultado de la consulta popular de mayo 7 del 2011, que obviamente hicieron aumentar la población de afiliados y consecuente demanda de los distintos servicios que ofrece la institución; fácilmente se colige que no calcularon bien lo que señalo, lo que unido a los arraigados defectos que sufría el sistema -que recién estaban superándose-ha producido el actual caos. ¿Soluciones? Esperar que quienes dirigen esta inmensa y muy importante institución no desvíen un ápice el tiempo y recursos económicos de la primigenia y única obligación del ente, la correcta y oportuna atención de sus afiliados, quienes somos una suerte de “clientela” de ellos, que, a más de exponer nuestras necesidades, también tenemos la potestad del voto, con el que -aparte de nuestras quejas o estímulos- premiamos o castigamos a quienes elegimos para que nos sirvan. En estos tiempos electorales, sería muy conveniente que estos funcionarios tomen en cuenta este factor, para que en el IESS las cosas mejoren permanente y definitivamente, como en otros sectores del hacer público; tal la excelente -aunque aún incompleta- vialidad interprovincial.<

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: