Actualizado hace: 25 minutos
Por fin renovación en la u.t.m
Por fin renovación en la u.t.m
Por: Francisco Ponce

Lunes 30 Enero 2012 | 00:00

Gracias a la nueva ley de Universidades y Escuelas Politécnicas, se vislumbra la renovación de autoridades en los centros de educación superior; y esto es una necesidad imperiosa en la Universidad Técnica de Manabí (UTM), en donde el equipo ejecutivo se ha mantenido inamovible por 15 años, y su prioridad a sido la obra física, la infraestructura que impresiona por sobre la calidad y el cumplimiento correcto de la docencia. Y como consecuencia se ha dado el déficit de calidad del producto final (entiéndase profesionales).

 

Hace 40 años la U.T.M. era una entidad educativa de prestigio internacional; en sus aulas (canchones) había decenas de estudiantes extranjeros atraídos por su excelencia educativa, ya que su cuerpo de profesores estaba constituido por másters y doctores PHD formados en el exterior, nacionales y extranjeros como españoles, yugoeslavos, chilenos etc.
Pero además de que se ha dejado de lado la calidad de los docentes, aunque existen algunos buenos profesores, muchos de ellos tienen nombramiento a tiempo completo y por lo tanto la obligación de laborar en la docencia y/o investigación las 8 horas diarias no cumplen, ya que trabajan en otras instituciones en el mismo horario y como consecuencia no son eficientes en ninguna de sus funciones.
Pero esta situación, lejos de ser corregida por la autoridad competente, se la ha permitido y se la ha mantenido como un mecanismo para asegurar el statu quo; es decir, la reelección indefinida de las mismas autoridades, pues si revisamos el historial administrativo de los últimos años, todos los funcionarios de elección directa son los mismos; es decir: rector, vice-rectores, decanos, dub-decanos, etc. Y de estos solo han cambiado aquellos que se han acogido a la jubilación.
La reelección por si no es mala, pero todo tiene su limite; y esta falta de renovación ha conspirado contra la calidad del proceso educativo, que debe ser creativo, innovador, investigativo, etc, para obtener profesionales capaces y generadores de su propio trabajo y no como ahora, que solo son aspirantes a empleados públicos ó privados, en su mayoría.
A mi manera de ver, a la UTM no ha llegado en su verdadera dimensión la renovación ni administrativa, ni técnica, ni educativa, pues se ha mantenido el viejo esquema y fundamentalmente no se ha promovido la creatividad ni el emprendimiento en los futuros profesionales. Ojalá que las nuevas autoridades que deben asumir en todos los estamentos de la U.T.M. acojan e implementen los cambios que ella necesita, para pasar de la calificación “D” que tiene actualmente a la calificación “A” que debe tener.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: