Actualizado hace: 2 horas 37 minutos
Childerico Cevallos Caicedo
A paso de quelonio

Con características de tortuga “marchan” las promesas de construcción de obras anunciadas por varias instituciones en beneficio de la capital de los manabitas. Veamos:

Domingo 29 Enero 2012 | 00:00


La oficina principal del banco del Seguro (BIESS) en Manabí, a la que se le ha dado muchas largas, a pesar de ser una decisión ya tomada por los principales del IESS. Se supo de interferencias para que esa oficina se vaya a otra ciudad, pero posteriormente se han aclarado algunas cositas; sin embargo, seguimos en espera de que se concrete.
La construcción del hospital de especialidades, cuyos estudios   han sido confiados a la empresa Hospiplan, que debe entregarlos en un plazo de cuatro meses; conociéndose que la obra será producto de un rediseño de una edificación similar levantada en una ciudad de la sierra. Si consideramos que después vendrá el suplicio de la contratación, su construcción probablemente sea en el 2013, si hay suerte.
El nuevo edificio del Registro Civil, a pesar de estar contratado aún no se inician los trabajos, mientras los múltiples problemas diarios siguen agobiando a los ciudadanos que requieren este indispensable servicio público. Localmente se desconoce todo, pues las órdenes provenienen de las alturas.  La Fiscalía del Estado anunció la construcción del Centro Médico Forense una vez que se concretara la donación del terreno municipal. Aquello al parecer está “en indagaciones previas”, mejor dicho bien en el aire, pues se espera de que se ubiquen los recursos en el presupuesto correspondiente.
El complejo en donde funcionaría el Sistema Integrado de Seguridad Ecu911 se encuentra en estado de sopor, a pesar que su construcción debe ser priorizada en razón al incremento de la delincuencia en la ciudad y provincia. Incluso se dijo que contaría con un helipuerto.
Y los famosos 18 millones de dólares, prometidos, negados y otra vez prometidos por el gobierno para arreglar o reconstruir varias calles de Portoviejo, aún no aparecen, a pesar del aparente arribó a buen entendimiento municipal-gubernamental luego de los tire y hala ampliamente conocidos nacionalmente.
Y tenemos más, de amplia monta, si nos referimos a la culminación de los trabajos en la vía a Crucita con pasos elevados en algunos puntos de la zona urbana, el complejo turístico anunciado por el Ministerio de Turismo a ser construido en un sector de esta parroquia portovejense, así como el espigón que beneficiaría a los pescadores de la zona.
Y aquí me planto, pues lo citado constituye material suficiente para que el Frente Cívico de Portoviejo, integrado por voluntariosos ciudadanos para impulsar las obras de desarrollo del cantón, en coordinación con la municipalidad - según entiendo-, trabaje, esperando que pueda llegar a ser un medio comunicante con el gobierno nacional y lograr de este flexibilidad para con la maltratada ciudad que, de pronto, hasta dejó de ser la de “los reales tamarindos”.  <
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala