Actualizado hace: 31 minutos
Uranio en  Ecuador
Uranio en Ecuador
Por: Luis Herrería
luisherreria@gye.satnet.net

Sábado 28 Enero 2012 | 00:00

El uranio es un elemento químico metálico de color plateado-grisáceo, descubierto en 1.789 por el químico alemán Martín Heinrich Klaproth (1.743-1.817), que lo llamó así en honor del planeta Urano que acababa de ser descubierto en 1.781. Cierto tipo de uranio al fusionarse con otros elementos es la principal fuente para la producción de armas nucleares.

 Claro está que para llegar a esos extremos se necesitan varios requisitos: la inversión de ingentes cantidades de dinero que pueden solventarlo países con enorme capacidad económica; la instalación de plantas sofisticadas que hayan dedicado mucho tiempo a esos menesteres, y, fundamentalmente, la macabra obsesión de formar parte del exclusivo grupo de Estados con potencial nuclear, cuyo uso irresponsable o perverso, como sería el caso de Irán, nos conduzca al Apocalipsis anunciado por el apóstol San Juan durante su destierro en la isla de Patmos(Grecia), por orden del emperador romano Domiciano (81-96 d.C).

La revista “Vanguardia”, en su última edición, con una entrevista a Alecksey Mosquera, ex ministro de Electricidad y Energía Renovable del correísmo, nos hace conocer que varias zonas del Ecuador, especialmente el bosque de Puyango, entre las provincias de Loja y El Oro, se las puede reconocer como distrito uranífero, con presencia del tipo 308 que constituye la parte amarilla de la cual se puede obtener uranio enriquecido. Justamente lo que necesita Irán para avanzar en su aberrante deseo por conseguir todo el material disponible para ensamblar las armas nucleares que destruirían a quienes no le simpatizan, ya que como lo expresó Mahmud Ahmedinajad a finales del 2.005, ante miles de estudiantes iraníes en Teherán, “Israel debe ser borrado del mapa y la nación musulmana no permitirá a su enemigo histórico vivir en su propio corazón”. También en un discurso que pronunció el 14 de Diciembre del 2.005 en la ciudad iraní de Teherán, negó que haya existido el holocausto judío y lo atribuyó a una leyenda inventada por las víctimas.
Un país como Irán que ha sido óbice dentro del marco de los protocolos de la Organización Internacional de Energía Atómica, por cuanto nunca haría un uso adecuado de la energía nuclear, no puede engatusar a nadie que tenga un mínimo de neuronas con el simplismo de visitas diplomáticas,  a menos que sus escasos aliados compartiesen el estratagema de un psicópata como Ahmadinejad para que se convierta en el Hitler del siglo XXI, conforme se prevé con  la denominada “Conferencia Internacional para la Revisión de la Visión Global del Holocausto”, celebrada en Teherán el 11 de Diciembre del 2.006, con la presencia de varios líderes del Ku Klux Klan; diversas organizaciones neo-nazis europeas y otros que hicieron del odio una perturbadora fórmula que está en las antípodas de los mensajes de paz universal cimentados por Gandhi o por Martin Luther King.

 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: