Actualizado hace: 35 minutos
Italiano contó su historia
Cura dijo que se iba a un retiro pero se fue de paseo

Un religioso italiano había comentado que iba a viajar para tener un espacio de reflexión, meditación y recogimiento.

Viernes 27 Enero 2012 | 15:04

 Sin embargo, tomó el crucero siniestrado, donde gozó con el lujo, la frivolildad y el exceso.

El retiro espiritual al que el cura Massimo Donghi, ‘don Max’, dijo a sus feligreses que se iba, resultó todo una farsa. El religioso estaba de juerga en el naufragado crucero Costa Concordia, un barco de lujo, con fiestas, comidas y cenas, piscinas y jacuzzi. Lo opuesto al silencio, la meditación y el rezo. La verdad salió a la luz tras el naufragio y el mensaje de la sobrina del cura en Facebook dando aviso de que ella, su abuelo y su tío estaban bien.
 
Según Il Corriere Della Sera, que cita a Leggo.it, Massimo Donghi, responsable para la zona de Besana de las oraciones, la catequesis y de la unión pastoral juvenil, ha sido descubierto en su mentira: nada de retiro espiritual sino vacaciones de crucero con sus familiares, una sobrina y su madre.
 
El mensaje de su sobrina en Facebook, tras llegar a la costa huyendo del naufragio, para avisar a parientes y amigos de que su abuela, su tío y ella estaban bien destapó lo que su don Massimo se había esforzado en ocultar.
 
Ahora, los feligreses de Besana Brianza quieren una aclaración. ¿Será Don Max capaz de argumentar que en un crucero se puede encontrar también el silencio y la meditación?
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala