Actualizado hace: 2 horas 37 minutos
El ruido es agresión e infracción (1)

Jueves 26 Enero 2012 | 00:00

Sí, amigos y amigas que leen comprensivamente este importante, valioso y valiente medio de información colectiva. Me refiero al ruido nefasto, horrendo, pernicioso, fastidioso y malintencionado que provocan constantemente algunas personas desaprensivas, torpes, abusivas y prepotentes, que con sus débiles “dedos” mecánicamente gobiernan agresivamente y atacan a la parte más valiosa del cuerpo, que es el cerebro, de otros inocentes que van en su vehículo y de los que van a pie o están en sus casas.


Estos agresores, que con violencia intensa y en forma repetida pitan y pitan no menos de 100 veces o más cada día, afectan gravemente su sistema nervioso, y después de 20 o 30 pitazos se convierten en energúmenos que con insultos, amenazas de golpes y con agresiones físicas, tratan de que les “cedan el paso” o manejen más rápido, cuando eso no es posible al ir en caravana, o estar en el semáforo en rojo o recién en amarillo. Y al llegar a su lugar de trabajo o a sus hogares quieren “caerle a palos” a jefes, compañera, esposa, hijos y vecinos. Esto se debe a que su cerebro ya no soporta más tanto ruido agresivo.
En diálogo sapiente con el Dr. Roberth Loor Marquínez, Médico Psiquiatra; el Mayor de Policía Nacional Enrique Villamar Mendoza,  y el periodista: Ramón Andrade Pazmiño, concordamos que es urgente ingresar clases diarias obligatorias sobre educación vital-peatonal y de defensa de la naturaleza y de los ríos, en jardines de infantes, escuelas, colegios, universidades, colegios profesionales, sindicatos, cooperativas, cuerpos de bomberos, hospitales, clínicas, motociclistas, tricimotos, para que los conductores no abusen de la intensidad de los pitos, sirenas, alarmas, escapes, pues al hacerlo como hasta ahora se convierten en infractores de la constitución de la república (el “buen vivir”) y de la ley orgánica de transporte terrestre, tránsito y seguridad vial, haciéndose acreedores a severas sanciones que aún no se aplican por las autoridades competentes, siendo “letras muertas” para que proliferen los conductores agresivos e infractores. <    
 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: