Actualizado hace: 1 hora 25 minutos
Montecristi
Eloy Alfaro tendrá un "gran homenaje", dice el Gobierno

El Gobierno de Ecuador prepara un gran homenaje al líder liberal Eloy Alfaro, asesinado hace 100 años, cuya figura ha sido recogida como símbolo de la "revolución ciudadana" del presidente Rafael Correa, anunció hoy la ministra coordinadora de Patrimonio, María Fernanda Espinosa.

Miércoles 25 Enero 2012 | 17:36

En una rueda de prensa la ministra dijo que se han organizado más de 120 actividades que se distribuirán durante todo el año para conmemorar el centenario de la muerte de Alfaro.

Los actos centrales del homenaje tendrán lugar este sábado en Montecristi, cuna de Alfaro, y en Quito, donde fue asesinado, con asistencia de delegaciones de catorce países latinoamericanos y de España, una de ellas encabezada por el escritor y político nicaragüense Tomás Borge, actual embajador de su país en Perú.

Mireya Cárdenas, Secretaria de Pueblos, anunció que también se realizará un "campamento juvenil" desde este jueves hasta el sábado próximo, que contará con la participación de representantes de estudiantes chilenos y del grupo de "indignados" españoles.

Tatiana Hidrovo, presidenta de Ciudad Alfaro, un museo dedicado al político liberal en Montecristi, señaló por su parte que en esa ciudad  se efectuará una sesión solemne en homenaje a Alfaro que contará con la presencia de Correa y de representantes de países amigos.

Con estas actividades se busca "recuperar la memoria histórica" y destacar la figura de Alfaro, quien fue asesinado el 28 de enero de 1912, tras haber sido hecho prisionero por orden de grupos poderosos de la época, apuntó la ministra Espinosa.

Añadió que, un siglo después de su muerte, se busca una "reivindicación histórica" y desvelar "cuáles fueron los poderes fácticos detrás de este crimen".

Conocido también como "El viejo luchador", Eloy Alfaro combatió al conservadurismo en Ecuador durante treinta años en el siglo XIX y alcanzó la presidencia del país en dos periodos: de 1897 a 1901 y de 1906 a 1911.

Condujo el movimiento conocido como "Montoneros", integrado por campesinos y gente humilde, que se alzó en armas contra los gobernantes conservadores de la época.

Ya como presidente, Alfaro promovió la educación laica, construyó el ferrocarril que unió la costa y la sierra andina, impulsó los derechos de la mujer, desarrollo la producción y llevó adelante una reforma agraria.

Tras dejar la Presidencia en su último periodo, fue desterrado a Panamá por los líderes conservadores que habían retomado el poder y volvió a Ecuador en enero de 1912 con el ánimo de dialogar con el Gobierno, pero el presidente de entonces, Leónidas Plaza, ordenó su detención en Guayaquil.

Alfaro fue conducido a Quito como prisionero en el mismo tren que había construido y tras ser recluido en un penal, fue sacado de ahí por una turba de conservadores que le arrastró por las calles de la ciudad y le inmoló en el parque de El Ejido, en el centro de la capital.

Ese episodio es conocido en Ecuador como "La hoguera bárbara", título de un libro del fallecido escritor Alfredo Pareja Diezcanseco.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala