Actualizado hace: 2 horas 32 minutos
FAMILIA
Aprender en vacaciones nuevas actividades

Adiós a los cuadernos y bienvenidas las vacacionales, es lo que están pensando varios padres de familia que ya se aprestan a elegir junto a sus hijos los cursos en los que éstos participarán en los próximos meses.

Martes 24 Enero 2012 | 00:00



Natación, tenis, idiomas, fútbol, entre otras, son varias de las opciones que se ofrecen.  Luego de  meses de tener un horario definido, en estas vacaciones los niños se pueden dar el gusto de hacer solo lo que les gusta: jugar fútbol, nadar, cantar, aprender a tocar algún instrumento; entre otras actividades. Según expertos, es mejor si se les pregunta a los chicos qué les gustaría hacer.
Los padres pueden hacer un análisis previo de cuáles son los gustos del niño. "Los adultos pueden acercase a los niños y preguntarles sobre lo que prefieren",  indicó José Briones, entrenador de tenis.  Es que no siempre los gustos de los padres son los mismos que de los niños.

 la elección. Xiomara Caicedo, directora del Centro XIO, dijo que, es importante que al elegir el curso los padres tengan en cuenta las necesidades de la familia, es decir el tiempo que se va a destinar en el curso y el dinero que se va a invertir en dicha actividad.
Se debe coordinar detalles como el horario, traslado y  materiales que tengan que comprar para la capacitación.

 equilibrio. Otra recomendación que dio la profesional es que no se debe recargar a los niños con muchas actividades en las vacaciones. Lo recomendable es que máximo se realicen dos actividades, por ejemplo se puede mezcla un curso vacacional deportivo con un intelectual. Es importante recordar que el menor está en su época de vacaciones.

 respaldo.  Los padres antes de elegir el curso vacacional deben visitar el lugar donde se va realizar la capacitación y conocer quienes son las personas que van a impartir las clases.
Es importante que los padres tengan confianza del lugar donde van a dejar a sus niños durante estas vacaciones. 

 aprendizaje. El curso vacacional debe ser lúdico, es decir que el niño pueda divertirse aprendiendo. <

 

Cuando el niño no quiere asistir a un curso vacacional, los padres no deben obligarlo con castigos, porque esto puede hacer que el niño insista en su decisión de no querer asistir a ninguna capacitación.
Si un niño no quiere asistir a un curso vacacional es importante que  se le motive, tanto por  parte los padres como por los capacitadores.  Una de las acciones que se puede realizar es que el niño acuda un día al curso como adaptación.  De esta manera conocerá el lugar y se podrá adaptar. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala