Actualizado hace: 48 minutos
Ley que viola la democracia
Ley que viola la democracia
Por: Luis Herrería
luisherreria@gye.satnet.net

Sábado 21 Enero 2012 | 00:00

Mediante veto, el Ejecutivo ha soslayado el Art. 18 y el Art. 66, numeral 6, de la Constitución del Ecuador, así como también hace fisga de los numerales 1, 2 y 3 del Art. 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, todos los cuales hacen relación a la libertad de pensamiento y de expresión, vitales en todo país civilizado.

 

Con este nuevo atentado en contra de la democracia, queda reflejado el arrollamiento que viene empleando un régimen que utiliza tantos ensañamientos cuantas oportunidades se le presentan, aprovechando dictar una opresora, discriminatoria y cínica Ley Electoral que se lo permite una Asamblea en vergonzosa mansedumbre.
A  partir de que esta norma sea publicada en el Registro Oficial, quedará consagrado el estropicio que viene buscando desde hace cinco años este gobierno, que se ha caracterizado por imponer su voluntad al margen de los frenos democráticos inherentes a un Estado de Derecho. Más, junto al afán voluntarioso del Ejecutivo, también se desprende un inocultable temor que se deriva de haber perdido la credibilidad y la popularidad de que gozaba, ya que el pueblo está harto de tanta impudicia gubernamental, cayendo en la avilantez de seguir con la cantaleta de que obran en nombre de una revolución que es una mascarada, de la que se aprovechan los comensales de palacio con los estómagos y las alforjas rebosantes, en detrimento de las mayorías que reciben mendrugos, a los que denominan “bonos de pobreza”, como producto de un proceso inicuo para hacer perder al pueblo su dignidad y someterlo a una tiranía descarnada.
Esta nueva ley impedirá toda información  que  por cualquier medio permita revelar los manoseos que se vienen practicando con los fondos públicos, siendo así que los aspirantes a ser elegidos por votación popular  y que tengan denuncias documentadas o prontuarios delictivos en su contra no tendrán que preocuparse, ya que estará asegurada la supresión noticiosa de sus fechorías, convirtiéndose el Ecuador en el primer país de Latinoamérica en donde se practique abiertamente y con protección jurídica “la omerta” o la ley del silencio, interviniendo como candidatos no solo los gerifaltes que han escamoteado las arcas fiscales, sino que también podrán terciar en las lides electorales los que estuviesen involucrados en el narcotráfico, lavado de activos o tuviesen relación con bandas surgidas del terrorismo internacional.
En fin, como el gobierno ecuatoriano ya no se atreve a hablar de las manos limpias, ahora con la nueva ley sigue repitiendo acerca del “cambio de época”, cuando ello ocurrió cuando se extinguieron modelos político-económicos basados en totalitarismos que hoy se intentan reeditar.. <
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: