Actualizado hace: 29 minutos
EDITORIAL
Hay que satisfacer las necesidades básicas

Es de siempre que las necesidades de los pueblos en su normal desarrollo convergen, prioritariamente, alrededor del suministro de agua potable, del servicio de alcantarillado de aguas lluvias y servidas, así como del buen manejo de los desechos sólidos que produce la comunidad.

Viernes 20 Enero 2012 | 00:00

Tan cierto es esto que la urgencia de los mismos  constantemente está siendo expresada por los afectados, a través de reclamos permanentes o de angustiosos pedidos que dicen de la rémora que, en este plano de servicios básicos,  presentan los gobiernos municipales y el mismo poder central.
Porque, por ejemplo, en Manabí no hay pueblo que no sufra malestar por la carencia o insuficiencia de estos elementales sistemas, que están íntimamente ligados a la salud colectiva.
Si bien la legislación actual entrega la obligación de estas obras a las municipalidades, no le resta responsabilidad a la función Ejecutiva de velar porque los entes cantonales sean económicamente solvente y puedan enfrentar el costo que significa atender racionalmente esta demanda colectiva.    
Dotación de agua, recolección de desechos sólidos y alcantarillado, tres temas importantes que el Estado debería priorizar en la búsqueda de soluciones integrales a estas necesidades que son comunes en todo el país.<
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala