Actualizado hace: 33 minutos
Migrantes son afectados por crisis
Los ecuatorianos deciden abandonar España

El fenómeno migratorio de ecuatorianos a España ha llegado a su final y ahora, en tiempos de crisis, son más los que se van que los que llegan, según se desprende de las estimaciones de población actual elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística (INEC), con corte a 13 de diciembre del 2011.

Miércoles 18 Enero 2012 | 09:28

Los datos concluyen que el saldo migratorio de ecuatorianos a España fue de -10.022, ya que quienes se marcharon constituyen un número más alto que los que llegaron durante el año pasado. Así, el INE constató el arribo de 14.599 ecuatorianos a España, pero también la salida de 24.621 compatriotas.
Los datos también arrojan un saldo negativo en cuanto a los ciudadanos nacidos en Ecuador que llegaron (24.998)  y dejaron España (15.109), que deja un resultado de -9.889.
El asunto del regreso es un tema del que se habla mucho entre los inmigrantes, que desde el 2008 soportan la crudeza de la crisis en España. A principios del 2012 se constató con 212.157 ecuatorianos se encontraban en el desempleo, lo que quiere decir que el 61,7% de ciudadanos de esta nacionalidad, en edad laboral, carecían de un trabajo.
Además, existen ecuatorianos con una situación estable que también desean retornar, agotados por el sentimiento de insatisfacción que les genera el vivir lejos de su tierra.
“Yo tengo trabajo pero quiero regresar. Estoy cansado de vivir en este país”, dijo Jairo Fernández Zalamea, un ecuatoriano oriundo de Paccha (El Oro).
Fernández, que tiene 32 años de edad, llegó a España en el 2000 y se instaló en Mataró, localidad industrial situada a 45 minutos de Barcelona, en la comarca del Maresme. “Me gano la vida como albañil. Se puede decir que he tenido suerte, porque he conservado el empleo. Pero estoy harto de la rutina, de destinar casi todo el sueldo al pago de la hipoteca”.
Actualmente Fernández está casado con una mujer procedente de Ambato, con la que tiene dos hijos de 19 y 9 años. Y aunque su situación es estable, afirmó que con la crisis todo ha cambiado, porque la gente local ya mira de otra manera a los extranjeros. “Creen que nosotros somos culpables de la situación”, añadió.
Otro de los que desea volver es Jorge Guzmán Apolo, quien nació hace 37 años en Paccha. Trabajó en calidad de mesero hasta el 2008, año en el que se quedó en el desempleo. Desde ese momento no ha conseguido reinsertarse en la vida laboral y dejó de pagar la hipoteca del departamento en que aún habita junto a su mujer y sus dos hijos. 
“Estoy esperando que me desahucien. Entonces cogeré lo poco que tengo y regresaré a Ecuador. Aquí ya no hay futuro”, dijo Guzmán enfáticamente.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala