Actualizado hace: 15 minutos
Los supermercados: aspiradoras gigantes
Los supermercados: aspiradoras gigantes
Por: Walter Andrade
wandrade17@yahoo.com

Lunes 16 Enero 2012 | 00:00

Decía en mi comentario de la semana anterior, que las cadenas de supermercados que han abierto sucursales en la provincia, actúan, en la práctica, como aspiradoras gigantes que absorben la liquidez de la provincia y se la llevan a cualquier parte, extrayendo en consecuencia “la sangre” - porque eso representa la liquidez - de la economía local.

Un lector me recordaba que igual comportamiento, con los mismos efectos, tienen las cadenas de farmacias con matrices fuera de la provincia, las cuales, de un tiempo a esta parte, abren una farmacia en cada rincón habitable a lo largo y ancho de nuestra geografía sacando a familias enteras del negocio.

Con estas reflexiones a cuestas, se podría pensar que yo defiendo ineficiencias empresariales en perjuicio del consumidor. No, nada más alejado de mis intenciones. Lo que busco proteger - con la esperanza de que nuestros asambleístas se enteren y puedan de una u otra forma influenciar en alguna autoridad para que se haga algo al respecto– es la “sangre” de la provincia. Esto no es estar contra un modelo de negocio ni restringir la libertad de comercio. Lo que busco o, mejor, lo que quisiera es que se recicle la liquidez que se produce aquí en aras de generar prosperidad, o al menos tener esperanza de que así sea, en las comunidades donde se asientan estos negocios. Citaba el caso de Walmart, el supermercado más grande del mundo, que tiene dificultades para abrir tiendas en Nueva York. Y no es que alguien esté contra el sistema ni algo parecido. Lo que buscan es que el empleo de sus habitantes no se afecte y “la liquidez se reinvierta localmente”. Un lector que vive en EE.UU. me envía un correo y me dice que en “Carmel, una pequeña ciudad donde viven millonarios, a las grandes cadenas las someten a sus reglas obligándolas, por ejemplo, a letreros minúsculos para evitar la contaminación visual”. Otro amigo me comentaba que a los supermercados de ciertas ciudades del estado de la Florida les obligan a comprar la producción del área circundante.
En definitiva, de lo que se trata es de tener totalmente claro que un negocio de afuera funciona como una transnacional que explota con su conocimiento, organización y capital el mercado local y que si no se lo controla no deja NADA. Que hay que procurar que reinvierta, que transfiera tecnología, que ayude a producir y que compre localmente. <
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: