Actualizado hace: 13 minutos
Sin planificación agricola
Sin planificación agricola
Por: Alfredo Saltos Guale

Sábado 14 Enero 2012 | 00:00

La publicidad gubernamental ha omitido un elemento fundamental en el manejo agrícola, que son los planes a corto, mediano y largo plazo a aplicarse en todas las jurisdicciones políticas y geográficas, para alcanzar los objetivos y metas que se ha propuesto y el rol que desempeñará la actividad privada en la ejecución, tanto en la preparación de las siembras, durante las labores de cultivo, cosecha y mercadeo.

 Esta deficiencia se hace más notoria, cuando arrancó, con contradictorias predicciones, la denominada temporada de lluvias, para algunos de intensidad continua y para no pocos de reducido impacto e intermitencias.

Se propende la autosuficiencia de alimentos, llegar a la eliminación de las importaciones  agrícolas de las que somos deficitarios y, obviamente, promover al aumento de sus exportaciones, como medida básica para conservar e incrementar las divisas, sin las que no sería posible el sostenimiento del sistema dolarizado que nos rige. Es innegable que el sector agropecuario es el de mejor respuesta a ese planteamiento, con su histórico aporte y balanza comercial positiva.
Si la planificación es un requisito necesario para los plantíos permanentes como banano, cacao, café, palma africana, lo es mucho más en aquellos denominados de ciclo corto, con siembra y cosecha menor a un año, en que sus fases de desarrollo transcurren en menos tiempo; debe contarse con suficientes semillas certificadas y provisión de insumos, fertilizantes y pesticidas; asistencia técnica estatal y privada; volúmenes de crédito oportunos y en cantidades suficientes; finalmente, lo más trascendente, esquemas de comercialización, con determinación anticipada de los precios a los cultivadores, las medidas de su apalancamiento, sin olvidar los montos que el estado absorberá de manera directa, para evitar la pérdida de recursos a los agricultores.
Se debe conocer las aspiraciones gubernamentales respecto de la supervivencia del exitoso programa de entrega de urea subsidiada, que debería ampliarse a otros nutrientes, esto para que los particulares concreten las adquisiciones complementarias en el extranjero, que necesitan una etapa de maduración, especialmente de financiamiento.
Esperamos que esta inadvertencia a la irremplazable planificación, se trate solamente de una falla administrativa, que en los próximos días tengamos sus detalles  y así, los agricultores, verdaderos artífices del desarrollo nacional, puedan disponer de una clara orientación en sus acciones, que vislumbre y asegure su bienestar, destino primario de toda política para el sector.<
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: