Actualizado hace: 2 horas 32 minutos
Crisis por petróleo
Japón se retracta en materia de sanciones propuestas por EE.UU. contra Irán

Japón dio marcha atrás el viernes respecto a las sanciones recomendadas por Estados Unidos para prohibir las ventas de petróleo iraní, expresando reservas ante medidas que a su entender podrían causar un fuerte aumento del crudo y perjudicar a la economía mundial.

Viernes 13 Enero 2012 | 09:16

"Estados Unidos quiere adoptar sanciones. Nosotros consideramos que hay que ser extremadamente circunspectos para aceptar semejantes medidas", destacó el ministro japonés de Relaciones Exteriores, después de reunirse con su homólogo francés, Alain Juppé.
Estas prudentes declaraciones contradicen las afirmaciones del ministro japonés de Finanzas, Jun Azumi, quien el jueves sostuvo que Japón va a "adoptar lo antes posible medidas concretas y planificadas para reducir todavía más la parte" iraní de sus importaciones de petróleo.
Este anuncio, realizado después de una reunión con el secretario estadounidense del Tesoro, Timothy Geithner, fue considerado como un apoyo japonés a las tesis norteamericanas y una victoria de la diplomacia de Estados Unidos, después de una clara negativa de China.
Ante las presiones para que aclarase la posición nipona después de las declaraciones contradictorias de sus ministros, el primer ministro, Yoshihiko Noda, destacó el viernes al anochecer que "las afirmaciones del (ministro de Finanzas) Azumi eran un punto de vista individual".
"De ahora en adelante, el gobierno debe definir su posición examinando las consecuencias. Los detalles deben ser estudiados en concertación con los norteamericanos la semana próxima", agregó Noda.
Japón importa entre 9% y 10% de su petróleo de Irán, y ya redujo esta parte a casi la mitad durante los últimos cinco años, recordó el ministro de Relaciones Exteriores.
"Si queremos adoptar sanciones sobre el crudo, es necesario que esas medidas sean plenamente eficaces y que no tengan el efecto contrario", destacó Gemba, señalando que un encarecimiento del petróleo beneficiaría a Irán.
El canciller japonés opinó que semejante embargo "podría tener efectos negativos no sólo sobre la economía japonesa, sino también sobre la economía mundial".
Por su parte, Juppé sostuvo que no cree en un aumento del precio del crudo, ni en consecuencias sobre la economía mundial, y pidió "continuar el diálogo sobre esta cuestión".
El canciller francés recordó que la Unión Europea trabaja en la adopción, hacia fines de este mes, de las medidas propuestas por Estados Unidos. "Nosotros deseamos intensamente que Japón pueda asociarse a ellas", dijo.
"Creo que hay posibilidades para algunos países productores de petróleo de reemplazar lo que Irán dejaría de colocar en el mercado y por lo tanto, no creo que el impacto en los precios sea tan importante como puede temerse en algunos lugares. Tomo como ejemplo lo que sucedió en el momento del derrumbe de la producción de Libia, que no tuvo impacto en los precios", insistió Juppé.
"De todas formas, hay que plantearse la cuestión central: ¿qué es más grave? Las eventuales consecuencias económicas o el hecho de que Irán se dote del arma atómica?", preguntó Juppé.
El ministro francés reiteró que hay que "descartar la opción militar, que tendría consecuencias incalculables" y que por lo tanto era necesario "poner en práctica las sanciones más duras que puedan doblegar a Irán, es decir, por un lado la congelación de los activos financieros vinculados al Banco Central de Irán, y por otra parte el embargo a las exportaciones petroleras de Irán".
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala