Actualizado hace: 43 minutos
Actualidad
Estados Unidos consigue respaldo de Japón en disputa nuclear con Irán

Estados Unidos, que negó estar implicado en la muerte de un científico nuclear iraní y condenó el atentado, logró el jueves el respaldo de Japón para intensificar las sanciones contra Teherán debido a su controvertido programa nuclear.

Jueves 12 Enero 2012 | 10:18

Japón prometió tomar acciones concretas para reducir sus importaciones de petróleo iraní luego de la visita del secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, quien pidió a Tokio que ayude a cortar los vitales ingresos de Irán por sus ventas de crudo.

Irán ya está sintiendo el efecto de las sanciones, puesto que su moneda, el rial, ha perdido cerca de un 20 por ciento de su valor frente al dólar en la última semana.
Un científico nuclear iraní murió cuando manejaba su vehículo tras ser atacado por un hombre en una motocicleta, lo que llevó a la república islámica a culpar a agentes de Israel y de Estados Unidos, aunque insistió en que no cedería a las demandas acerca de su programa nuclear.
Las potencias de Occidente temen que Irán esté intentando desarrollar armas atómicas. La escalada de la disputa ha generado temores de un conflicto y amenaza los suministros mundiales de petróleo.
El atentado con bomba del miércoles - el quinto ataque a plena luz del día contra expertos técnicos de Irán en dos años - mató a Mostafa Ahmadi-Roshan, de 32 años. El conductor del ingeniero químico también perdió la vida, reportó la prensa iraní, y un transeúnte resultó con heridas menores.
El incidente se produjo en una semana de creciente tensión.
Irán ha iniciado la construcción de una planta de enriquecimiento de uranio subterránea y sentenció a muerte a un estadounidense por cargos de espionaje.
Washington y Europa han aumentado sus esfuerzos para perjudicar las exportaciones de crudo de Irán debido a su negativa a suspender sus labores atómicas. Teherán insiste en que su programa nuclear sólo apunta a la generación de energía eléctrica y a propósitos médicos.
Teherán ha amenazado con cortar el suministro de crudo de Occidente en el Golfo Pérsico si sus exportaciones son afectadas por las sanciones, lo que llevó a Estados Unidos a anunciar que sus fuerzas navales están listas para abrir fuego a fin de evitar un cierre del Estrecho de Ormuz, a través del cual pasa el 35 por ciento el petróleo de los envíos marítimos globales.
 
Mayor aislamiento 
En Tokio, Geithner acogió la cooperación de Japón para incrementar la presión sobre Teherán, una señal alentadora para Washington después de que China y Rusia rechazaran las sanciones contra las exportaciones de petróleo iraní.
China, Japón e India son los principales compradores de crudo de Irán y representan más del 40 por ciento de sus exportaciones del combustible.
La Unión Europea, un importante comprador, se ha comprometido a vetar las importaciones de petróleo de la república islámica, país miembro de la OPEP y el quinto mayor exportador de crudo del mundo.
El primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, dijo que compartía la grave preocupación sobre las capacidades nucleares de Irán, pero expresó su temor de que las sanciones perjudiquen seriamente a las economías japonesa y mundial, dependiendo de cómo sean implementadas.
El Gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, también anunció que su país castigaría a las instituciones financieras que tengan tratos con el banco central de Irán fuera de los mercados estadounidenses.
"Estamos explorando formas de sacar al banco central de Irán del sistema financiero global. Estamos en las etapas iniciales de consultas con Japón y otros aliados", afirmó Geithner a periodistas luego de reunirse con altos funcionarios japoneses.
Durante una visita a Cuba el miércoles, el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, no dijo nada sobre el ataque con bomba que mató al científico nuclear, pero sostuvo que su país no había hecho nada para justificar la enemistad de Occidente.
"¿Hemos agredido a alguna parte? ¿Hemos querido más de lo que a nosotros nos corresponde?. Nunca, jamás. Nosotros solamente hemos pedido hablar y establecer la justicia", dijo Ahmadinejad en una conferencia en la Universidad de La Habana.
Analistas consideraron que el último asesinato, que pudo haber necesitado cierta preparación, podría ser parte de un esfuerzo encubierto para desbaratar el desarrollo del programa nuclear de Irán, que también ha incluido virus informáticos y explosiones misteriosas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala