Actualizado hace: 9 minutos
Detenidos
Alarma por arresto de supuesta secta satánica

Una supuesta secta integrada para eliminar a violadores, asaltantes y ladrones de zonas deprimidas de Guayaquil, habría asesinado y descuartizado, en diciembre pasado, a dos jóvenes.

Martes 10 Enero 2012 | 00:00

Según medios de información de Guayaquil, detrás de los asesinatos de los dos jóvenes, cuyos cuerpos descuartizados fueron arrojados en las cooperativas de vivienda Nueva Prospderina y Balerio Estacio, estaría el supuesto dominio de sectores para la venta de droga y el culto a satanás.
El hecho que ha conmocionado a la colectividad, es analizado por un sacerdote católico y un psicólogo, quienes coinciden en que lo ocurrido tiene origen en una crisis de valores en la sociedad.
El sacerdote de la congregación Capuchinos, Eugenio Jauregui, quien está en Ecuador desde el año 87, califica de horrendo los crímenes sucedidos en Guayaquil, y manifiesta que se ha topado con casos de gente que tiene revelaciones, y asocia aquello a la desorientación, y a la escasa formación que tienen muchos jóvenes y tienden a confiar en falso líderes, a los que el psicólogo, Pedro Saldarriaga, clasifica como sociópatas.
El sociópata, que es aquel individuo con trastorno de personal antisocial,  que pierde la noción de la importancia de las normas sociales, como son las leyes y los derechos individuales.
Según Saldarriaga hay que estar atentos con los jóvenes que se sienten incomprendidos. "Son chicos con crisis determinadas que se identifican con gente del mismo nivel, es decir con personas con otras crisis, en las que buscan protección y afecto".
 
Operativo. El fin de semana, en el sector de la cooperativa de vivienda Nueva Frontera, colindante con el lugar de los hallazgos de los cuerpos descuartizados, la Policía realizó un operativo sorpresa y capturó a seis integrantes de una supuesta secta satánica. 
Los agentes minutos antes habían recibido una denuncia de Eduardo Javier Salas Pazmiño, de 31 años, quien aseguraba que los sujetos lo querían matar y lo estaban extorsionando.
Los uniformados detallaron que uno de los detenidos, Fidel Andrés Palomino Álava, alias 'Fito', al ser abordado no se opuso a su detención y se identificó como sacerdote líder del clan del diablo.
Una fuente policial expresó, a un diario guayaquileño,  que el individuo, quien no portaba documentos y no habría querido revelar su edad, "demostró poseer un lenguaje fluido y culto y que habría reconocido que él y su grupo eran los autores de los asesinatos y desmembramiento de las víctimas". 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala