Actualizado hace: 30 minutos
JARAMIJÓ
El trabajo infantil aún no se erradica

Luis (nombre ficticio) de 8 años fue un niño que dejó de trabajar en los basurales de Jaramijó para dedicarse a estudiar.

Lunes 09 Enero 2012 | 00:00

El caso de Luis, morador del barrio Central de Jaramijó, fue uno de los 7 niños que  salieron de los basurales y que soluciono el Consejo Cantonal de la Niñez y Adolescencia del Municipio que dirige Pedro Pico Toro.
 
Reacción. Mercedes Mero, vecina de Luis, vio con agrado que el niño, que diariamente iba en compañía de su padre y dos hermanos a los basurales, ahora salga de casa para ir a la escuela.
Mero aseguró que en los basurales no sólo hay menores trabajando sino que hay niños laborando en el mercado, la pesca artesanal y el desvicerado de pescado.
Una mujer que vive en el barrio Honduras y que desde hace más de 3 años desvicera pinchagua en las fábricas que se ubican en las playas reconoce esta situación.
“Yo traigo a mi hijo a trabajar, pero él (de 8 años) si estudia”, dijo la mujer que pidió que omitiera su nombre.
 
Detalles. Pico Toro reconoció este problema social y aseguró que sí se han realizado monitoreos de los menores que trabajan y dejan de estudiar.
“No hay cifras exactas, pero en una inspección que realizamos se evidenció que 7 menores trabajaban en el desvicerado de pescado”, dijo Pico.
Marlene Macías, miembro de la Junta Protectora de Niños, Niñas y Adolescentes de Jaramijó, señaló que ellos sólo dan atención social y dictan medidas de protección a los menores.
Macías indicó que en los últimos años bajó el número de niños que dejan de estudiar para dedicarse a la faena pesquera.<
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala